ALZA EN PRODUCTOS LÁCTEOS Y CEREALES EN FEBRERO

El alza de los precios en los principales cereales y productos lácteos a nivel mundial, ocasiono la indemnización  con precios bajos en los aceites vegetales, eso fue lo que hizo   que los precios de los granos básicos se cotizaran altos en el mes de febrero a nivel mundial.

La Organización de las Naciones unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), alcanzó en el índice de precios en los alimentos una medida de 170.8 puntos en febrero y 1.1% más que el mes anterior y solo el 2.7 menos que hace un año.

Los precios de los  cereales que comprende el trigo, arroz y los principales cereales secundarios, incluido el maíz, subió un 2,5 por ciento, registrando su segundo aumento mensual consecutivo, con una meteorología desfavorable que perjudicó las perspectivas para el trigo de invierno en los Estados Unidos y para el maíz en Argentina.

El índice de precios de los productos lácteos subió un 6,2 por ciento en febrero, con incrementos de las cotizaciones internacionales de la mantequilla, el queso y la leche en polvo entera y desnatada. La gran demanda global y una producción láctea inferior a la esperada en Nueva Zelanda impulsaron esta alza.

El  precio de los aceites vegetales de la FAO disminuyó a su vez en un 3,1 por ciento, hasta alcanzar su nivel más bajo en 19 meses, en medio de las perspectivas de un mayor excedente de producción mundial este año.

Los precios del aceite de palma sufrieron las mayores caídas, reflejando un aumento de los inventarios en Malasia e Indonesia, mientras que las expectativas de un récord en la trituración de soja en los EEUU lastraron las cotizaciones de este producto.

Las condiciones mundiales de suministro para los principales cereales siguen siendo favorables y la FAO ha elevado su previsión para los niveles de existencias de final de temporada en 14 millones de toneladas.

“Las existencias mundiales de trigo y cereales secundarios alcanzarán niveles récord en la campaña comercial actual, con 272,7 millones y 309,8 millones de toneladas, respectivamente”, dijo la  FAO en una nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales.

La FAO emitió también su primer pronóstico para la producción mundial de trigo en el 2018, con 744 millones de toneladas. Si bien está por encima del promedio, representaría un segundo descenso anual, reflejando menores rendimientos previstos en la Unión Europea y la Federación de Rusia.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO