ESPESA NIEVE COMPLICA INVESTIGACIÓN DE CAÍDA DE AVIÓN EN RUSIA

Las autoridades rusas proseguían este lunes, en condiciones muy difíciles debido a una espesa capa de nieve, la investigación sobre las causas de la caída de un avión de línea que se estrelló el domingo cerca de Moscú provocando la muerte de sus 71 ocupantes.

Centenares de hombres en uniforme registraban minuciosamente varias hectáreas nevadas en busca de cuerpos o restos del avión. La zona era recorrida asimismo por camiones, motos de nieves y vehículos quitanieves, y sobrevolada por helicópteros.

Los investigadores indicaron que estudiaban todas las hipótesis de posibles causas, citando las condiciones climáticas, el factor humano o un posible problema técnico, pero no mencionaron una pista terrorista.

El avión, un birreactor Antonov An-148 de la compañía rusa Saratov Airlines puesto en servicio en 2010, se estrelló cerca de la capital rusa tras despegar del aeropuerto de Domodedovo rumbo a Orsk, en los Urales, en la frontera con Kazajistán.

El avión desapareció de los radares cuatro minutos después de despegar. Se estrelló en el distrito de Ramensky, al sureste de Moscú, cerca del pueblo de Stepanovskoye.

“Constatamos que las 71 personas a bordo murieron”, declaró la noche del domingo el ministro de Situaciones de Emergencia, Vladimir Pushkov, en el lugar donde se estrelló el aparato. El ministro puso fin a las operaciones de rescate y lanzó las de búsqueda de cuerpos y restos del avión.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!