INFRAESTRUCTURA DE EE.UU. EN MAL ESTADO CUESTA US$1.5 BILLONES

Trump, anticipó el lunes la presentación de su propuesta para mejorar la infraestructura con inversiones públicas y privadas por US$1,5 billones.

“La infraestructura de nuestra nación se encuentra en un estado inaceptable de abandono”, afirma Trump en la presentación del documento de 53 páginas que envió al Congreso.

“Las infraestructuras son una de esas cosas que con facilidad pueden asumirse como garantizadas. Gran parte de ellas está bajo tierra, tendidos eléctricos, acueductos, etc, si esta fuera de la vista, está fuera de la mente, así que la gente no se preocupa hasta que algo se rompe”, señala Casey Dinges, director ejecutivo de ASCE.

El experto indica que esta situación es fruto de una tendencia lenta, pero sostenida de reducción del gasto en infraestructura desde los 70 y 80, cuando se invertía entre 3% y 4% del PIB en estas obras, hasta ubicarse en los niveles actuales de 2,5%.

La propuesta presentada por la Casa Blanca prevé la inversión de US$1,5 billones en un plazo de 10 años, de los cuales US$200.000 millones procederían de fondos federales y los US$1,3 billones tendrían que ser aportados por los gobiernos locales, estatales y de inversores privados.

El monto equivale a 75% de los US$2 billones que ASCE considera que se debería invertir en el sector.

Dinges califica la propuesta como un primer buen paso, pero advierte que hará falta mucho trabajo en el Congreso para lograr un acuerdo entre demócratas y republicanos.

Reconoce como una dificultad añadida el hecho de que la iniciativa presidencial no prevé dirigir nuevos fondos a la inversión en infraestructura, sino tomar recursos de otros programas y redestinarlos a este fin.

“Por mi experiencia en Washington”, advierte, “sé que es muy difícil quitar fondos a programas en marcha para redirigirlos a otros objetivos”.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!