La guerra comercial entre China y Estados Unidos

China responde a los aranceles impuestos por EE.UU.

China acusó este viernes a Estados Unidos de empezar "la guerra comercial más grande en la historia de la economía" mientras ambas partes impusieron nuevos y elevados aranceles a decenas de miles de millones en exportaciones del otro.

Los aranceles del gobierno Trump del 25% afectan más de 800 productos chinos que valen 34.000 millones de dólares como maquinaria industrial, dispositivos médicos y partes de automóviles. Entraron en efecto justo después de la media noche de este viernes ET, que es el medio día en Beijing.

Los aranceles de China a bienes de Estados Unidos entraron en efecto inmediatamente después, dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China este viernes.

Trump y sus consejeros argumentan que los aranceles son necesarios para presionar a China para que abandone las prácticas injustas como el robo de propiedad intelectual y forzar a las compañías estadounidenses a entregar tecnología vulnerable.

Beijing insiste en que es la parte afectada. "China está siendo forzada a devolver el golpe para salvaguardar los intereses nacionales y los intereses de su gente", dijo el Ministerio de Comercio en un comunicado este viernes. En él acusó a Estados Unidos de "una intimidación comercial típica".

El gobierno chino dijo anteriormente que afectaría a más de 500 artículos de exportación de Estados Unidos —incluyendo autos y grandes bienes agrícolas como granos de soya y carne— que valen lo mismo que los productos chinos afectados por EE.UU.

Incluso antes del viernes, la disputa comercial entre las dos principales economías del mundo había sacudido los mercados y provocado advertencias de las empresas sobre el resultado de estas políticas y los precios más altos para los consumidores.

Las empresas estadounidenses que hacen negocios en China están particularmente preocupadas.

"El aumento de las tensiones en las relaciones económicas de Estados Unidos y China impactarán negativamente… las operaciones en China", dijo en un comunicado este viernes William Zarit, presidente de la Cámara de Comercio Estadounidense en China.

Trump amenaza otros 500,000 millones de dólares

La gran pregunta es cuán lejos irán las hostilidades entre Washington y Beijing.

Estados Unidos también está listo para imponer aranceles del 25% en otros 16.000 millones de dólares de exportaciones chinas en los próximos meses, y China ha prometido tomar represalias contra los bienes de Estados Unidos cuyo valor es similar.

Los economistas dicen que si el tira y afloje para allí, el impacto general en ambas economías será mínimo incluso aunque algunas industrias vayan a sufrir.

Pero Trump ha dicho que su gobierno responderá a la retaliación de Beijing con olas mucho más grandes de aranceles, elevando la posibilidad de empeorar las represalias con un ajuste de cuentas. Este jueves, Trump sugirió la posibilidad de aranceles a al menos 500.000 millones de dólares más de bienes chinos.

El presidente de Estados Unidos describió la potencial escalada a los reporteros en el Air Force One: "34, y luego tienes otros 16 en dos semanas y después, como saben, tenemos 200.000 millones en prórroga y luego de los 200.000 millones de dólares tenemos 300.000 millones en suspensión. ¿ok?", dijo Trump. "Entonces tenemos 50 más 200 más casi 300".

Esa cantidad es más alta que una amenaza anterior de Trump de apuntar unos 450.000 millones de dólares en exportaciones chinas. También es más grande que los 506.000 millones de bienes que Estados Unidos importó de China el año pasado.

"Urgimos a los dos gobiernos a regresar a la mesa de negociación con el objetivo de tener discusiones productivas con base en obtener resultados, enfocados en el tratamiento justo y recíproco, en vez de la escalada de la actual situación", dijo Zarit.

Lo que sustenta la disputa de Trump es la ira del presidente por el déficit de 376.000 millones de dólares en el comercio de bienes con China.

A pesar de tres rondas de negociación entre ambas partes, incluyendo una promesa china para aumentar significativamente las compras de productos estadounidenses, Trump decidió continuar con los aranceles.

El choque con China llega mientras el gobierno de Trump también está luchando por el tema del comercio con aliados como Canadá y la Unión Europea. Los aranceles de EE.UU. a las importaciones de acero y aluminio han provocado represalias contra millones de dólares en exportaciones estadounidenses.

Trump ha agregado tensión al amenazar con imponer aranceles a las importaciones de autos de la Unión Europea.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO