Gobierno de EEUU responsabiliza a Ortega de la violencia en Nicaragua

Daniel Ortega / Foto AFP

El Gobierno de Estados Unidos acusó hoy a Daniel Ortega, de ser el único responsable de la violencia que desde el pasado mes de abril azota al país y que ha provocado la muerte de más de 350 personas.

“Seamos claros, es el Gobierno de Ortega el que renueva cada día la violencia para matar a su gente y mantenerse así en el poder”, denunció el embajador de Estados Unidos, ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Trujillo sostuvo que el único objetivo del Gobierno nicaragüense en estos momentos es acallar las voces de los ciudadanos que exigen “reformas que permitan la celebración de elecciones” libres de manera rápida.

“Estados Unidos no se hace ilusiones sobre quién es el responsable de esta violencia. Estados Unidos condenó los ataques de Diriamba y sus alrededores en los últimos días, incluido los ataques contra los mediadores en el diálogo nacional. La semana pasada anunciamos la asignación de tres funcionarios nicaragüenses para abusos contra los derechos humanos y corrupción en virtud de la ley global de responsabilidad por los derechos humanos Magnitsky. La designación estratégica está dirigida a aquellos que dieron las órdenes de disparar a matar que dieron resultado con la muerte de nicaragüenses que ejercían su derecho constitucional de oponerse al Gobierno”, agregó Trujillo.

Por su parte, Michael Kozak, un alto funcionario de la oficina de democracia y derechos humanos del Departamento de Estado, detalló algunas de las medidas empleadas presuntamente por Ortega para lograr su objetivo.

“El Gobierno emplea cuadrillas para controlar las protestas de forma violenta. Hay informes creíbles de asesinatos extrajudiciales, desapariciones forzosas y torturas. Incluso hay pruebas del uso de francotiradores”, denunció Kozak.

La audiencia tuvo lugar apenas un día después de que, también en Washington, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunciara la intensidad de la represión contra los manifestantes por parte de las autoridades nicaragüenses.

En este sentido, el presidente del Comité, el congresista republicano por California Paul Cook, destacó los esfuerzos de la OEA, pero consideró que “Estados Unidos debe hacer más” para acabar con esta situación y llamó a que, junto con socios como la Unión Europea y Canadá, haya una “respuesta coordinada” contra el Gobierno de Ortega.

“Durante demasiado tiempo, Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, han pisoteado a las instituciones democráticas de Nicaragua. Su corrupción y sed de poder les ha enriquecido a costa de su pueblo. Hoy, el pueblo de Nicaragua ha dicho, basta”, sostuvo Cook.

Esta no es la primera vez que este Comité se muestra especialmente duro con el Gobierno de Ortega, ya que en junio del año pasado esta misma comisión aprobó un proyecto de ley destinado a frenar los desembolsos internacionales a Nicaragua hasta que este país celebre unas elecciones “libres, justas y transparentes”.

Al respecto, el legislador demócrata, Albio Sires se preguntó cómo es posible que, en un país pobre como Nicaragua, su gobernante gaste 80 millones de dólares en la compra de tanques rusos y pida a los nicaragüense más dinero para el seguro social.

“Estamos hablando constantemente con el Senado, porque cómo es que Nicaragua está comprando 80 millones de dólares en tanques rusos y pidiendo al mismo tiempo que la comunidad nicaragüense contribuya más a sus pensiones, eso es absurdo, es un país pobre. Qué va hacer con 50 tanques, a no ser que se vayan a virar esos tanques contra el pueblo nicaragüense”, declaró Sires.

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO