POR ROBARLE UN CELULAR LA BALEARON Y LE PERFORARON EL INTESTINO

Carolina Torrez Amador de 25 años de edad, fue dada de alta ayer jueves, y regresó a su hogar tras permanecer hospitalizada por un impacto de bala que recibió al ser víctima del robo de un celular el pasado 22 de septiembre.

La joven madre pudo reunirse con su hijo de 5 años, a quien el día del suceso iba a recoger a la escuela en el barrio Ariel Darce de Managua. Asimismo tiene un pequeño de 2 meses de vida.

El caso de Carolina no deja de ser complicado, fue dada de alta bajo observación médica, pues tiene un aparato de traqueotomía para poder respirar y una bolsa de colostomía para hacer sus necesidades, ya que el impacto de bala que recibió le perforó el intestino.

Cada bolsa que usa la joven tiene un precio de 300 córdobas, por lo que interesados en apoyarla económicamente pueden contactarla al número celular 85599621.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!