PÁRAMO COMETIÓ HOMICIDIO IMPRUDENTE Y NEGLIGENCIA DICE FISCALÍA

None
La Fiscalía presentó ante el juez séptimo penal Donaldo Alfaro, el nexo causal entre la muerte de Lizandra Jarquín por supuesta negligencia médica del doctor David Páramo. Keyla Jirón, fiscal Departamental de Managua señaló en base al expediente clínico que al cuerpo de la víctima se le inyectó solución en cantidad excesiva de acuerdo a su masa corporal, asimismo la cantidad de grasa extraída fue mucho mayor a lo recomendable. La Fiscal estimó ante el juez que la joven sufrió una muerte violentamente natural a causa de una embolia de grasa masiva que ocasionó un edema pulmonar y cerebral. “El acusado violentando las normas del deber de cuidado, careciendo de criterio médico procedió a extraer grasa del cuerpo de la víctimas” argumentó la fiscal seguido de detallar que el acusado Dr. Páramo aplicó 7 litros de solución inyectable en el cuerpo de Lizandra Jarquín   de 71Kg de volumen, cuando lo ideal era 2.5 litros por la masa corporal. La fiscal señaló que Páramo extrajo de forma excesiva 8.2 ligros de grasa, “cuando lo que debía extraer no debía pasan 3.2 litros” señaló Jirón. Durante la audiencia la Fiscalía hizo de conocimiento del judicial que la víctima no firmó el consentimiento de los riesgos de la operación y no rola en el expediente clínico. Para el Ministerio publico el Dr. Páramo cometió homicidio imprudente y negligencia médica.