PROGRAMAS SOCIALES Y REMESAS HA SIDO EFECTIVOS PARA BAJAR ÍNDICES DE POBREZA

None
Enrique Alaniz, director de investigaciones FIDEG informó en Primer Plano Económico de la baja en la pobreza registrada de 2013 a 2015 de acuerdo al seguimiento de programas y entrevistas realizadas por ese centro. La considerable baja porcentual de pobreza tanta en el casco urbano como en el rural del país se debe a transiciones positivas, que según Alaniz tiene que ver con el acceso a la educación, programas sociales, remesas y el tipo de trabajo del jefe del hogar. De 2013 a 2015 el índice de pobreza pasó de aproximadamente 17% a 15%, mientras que en el área urbana pasó de 3 al 1.7%. Alaniz considera que un factor importante para minorar los niveles de pobreza ha sido la implementaciones de los programas sociales, “si no hubieran programas sociales la pobreza fuera más alta” aseguró. Desde FIDEG monitorearon 18 programas directos sin tomar en cuenta subsidios de transporte y energía para determinar la baja de la pobreza en Nicaragua. Además de los programas, las remesas que son destinadas en primera instancia par alimentos, gastos de salud y vivienda, representan un valor alto y significativo para el país. Según el Banco Central de Nicaragua, anualmente ingresan US$ 1.200.000 en remesas, “(el) rubro de remesas equivale al 25% consumo económico” reconoce Alaniz. Pese a que celebrar la baja de la pobreza, Alaniz alerta del predominio en la economía informal que ronda el 70% y limita las condiciones de crecimiento.