QUE LES CAIGA TODO EL PESO DE LA LEY, PIDEN PARA SECUESTRADORES.

None
Marianela Flores y Azael Orozco, padres del bebe raptado del Alemán demandan que a los secuestradores les caiga todo el peso de la ley. Consideran injusto que hayan cometido tal delito contra un menor. Orozco espera que estén presos todo el tiempo que deban estar, incluso de por vida. Después que Flores diera a luz, Orozco pretendía regresar a Costa Rica a trabajar, sin embargo cancelará sus planes para continuar con el proceso legal en contra de los secuestradores de su hijo, según las indicaciones de las autoridades Falso padre reclamaba al bebe Tupac Murillo, pareja de Wanky Monge aseguraba que el bebe retenido por la Policía Nacional era suyo. Ambos son investigados por culpabilidad del rapto del bebe Orozco Flores del Hospital Alemán Nicaraguense. Cuando Azael Orozco, padre del bebe raptado, fue citado junto a Marianela Flores para esperar detalles de la investigación en Auxilio Judicial, Murillo aseguraba que el bebe en posesión de Monge era de ellos, incluso haciendo gestos violentos, “Él decía que le hicieran el ADN, que la sangre mandaba” asegura Orozco. El verdadero padre del bebe comentó que los investigados se contradijeron, Murillo aseguraba que su pareja había dado a luz en el Alemán, mientras que Monge aseguró que fue en el Hospital Bertha Calderón. “Tengamos paciencia” Cuando Marianela Flores veía la seguridad en Tupac Murillo al reclamar a su hijo, dudo de que el bebe retenido era el que le había sido sustraído el pasado 1 de junio, sin embargo Orozco le decía que tuviera paciencia. “Ahora es un momento de felicidad, de alegría” asegura Orozco, quien se  ha turnado con su Flores para cuidar a su hijo, que aún permanece en un centro hospitalaria en tratamiento por la Anemia y desnutrición que padece, tras convivir 39 días con dos personas que no eran sus padres. “Me ha dado alegría cuando lo vi, después de chinearlo empecé hablarle… el niño siente la voz, escucha la voz y reconoce” dice Orozco, tras reconocer que la noticia ha traido alegría para su familia, porque ante el secuestro todo era como una pesadilla.