ASPIRANTE A VICEPRESIDENCIA DE NICARAGUA PROMETE EMPLEOS A JÓVENES

None
La aspirante a la Vicepresidencia de Nicaragua por el Partido Liberal Independiente (PLI), María Cristina Ordóñez, de 28 años, prometió hoy promover la creación de empleos para los jóvenes sin experiencia laboral, si su colectivo gana las elecciones de noviembre próximo. "Quiero ofrecerles a los jóvenes, primeramente, más oportunidades para ellos, ya que en el país no se están dando las circunstancias para que se desarrollen", señaló Ordóñez durante la presentación oficial como fórmula presidencial del PLI. Actualmente no es fácil encontrar plazas de trabajos para jóvenes sin experiencia en Nicaragua, y si las hay piden "demasiados requisitos", criticó. "No hay confianza para el talento juvenil y si no tienes un apellido (conocido) o no estás involucrado en la política del país (con el Gobierno) no tienes ningún tipo de oportunidad", razonó. La joven acompañará al nuevo representante legal de ese colectivo, Pedro Reyes, a quien la Justicia nicaragüense dio el cargo que tenían los principales opositores al sandinismo. Ordóñez, de momento la más joven entre las dos candidatas a vicepresidenta designadas, es licenciada en idiomas, habla tres lenguas extranjeras y es nieta de uno de los fundadores del PLI. La mujer, originaria del departamento de Managua, fue designada el miércoles pasado por el Comité Ejecutivo del PLI como acompañante de Reyes, tildado por la principal coalición opositora, que antes lideraba el PLI, como "colaboracionista" del oficialismo. "A mi nadie me está manipulando. Tengo mi convicción política. He sido apasionada de la política en general. He leído mucho y no sería fácil que viniera alguien y me manipulara", se defendió al respecto la aspirante a la Vicepresidencia. Reyes, jurista de profesión, se convirtió en el nuevo representante del PLI hace un mes en sustitución del diputado y coordinador de la opositora Coalición Nacional por la Democracia, Eduardo Montealegre. El reemplazo ocurrió después de que la Corte Suprema de Justicia, controlada por magistrados afines al Gobierno, retiró a Montealegre de ese cargo, lo que virtualmente dejó a la oposición sin partido para las próximas elecciones, ya que Reyes se oponía a la dirigencia anterior. La fórmula presidencial del PLI enfrentará en los comicios al presidente del país y candidato a la reelección por los sandinistas, Daniel Ortega, quien es el favorito según las encuestas. Nicaragua elegirá el 6 de noviembre a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados nacionales y otros 20 ante el Parlamento Centroamericano. EFE