FAO PREPARA FONDOS DE CONTINGENCIA ANTE DESASTRES Y SEQUÍAS

None
Los agricultores centroamericanos afectados por la sequía y el cambio climático han creado una nueva forma de enfrentar los desastres con “un innovador mecanismo de protección y trasferencia del riesgo que actúa como un seguro agrícola para quienes no pueden acceder a los sistemas financieros tradicionales”, reveló la FAO. Se trata de una implementación que recolecta fondos mutuos de contingencia apoyados por el organismo, específicamente en dos países centroamericanos (HONDURAS Y GUATEMALA). Los “fondos permiten financiar actividades para aliviar los problemas de las familias más vulnerables afectadas por una calamidad inesperada, como sequías, huracanes, inundaciones y terremotos”, detalla la FAO en una nota de prensa. “Están dirigidos a los hogares que no tienen acceso a sistemas formales de financiamiento, ni seguros que les permitan proteger sus medios de vida”, explicó Anna Ricoy, Oficial de Gestión de Riesgo de la FAO. Los fondos también permitirían el financiamiento de compras, insumos e inversión que generen más recursos cuando se ha perdido las cosechas. La dinámica les permitirá actuar en los hogares en emergencia para que puedan sostenerse económicamente. Centroamérica es uno de las regiones más afectadas por la sequía. Países como Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, Costa Rica y Panama forman parte del Corredor seco. “Por cada cinco ciclos de cosecha, tres sufren pérdidas significativas. Rara vez lo que se cosecha es suficiente para satisfacer las necesidades alimenticias de las familias”, explicó Ricoy. Para recaudar el fondo, las asociaciones y cajas rurales de ahorro reunen dinero y capital semilla para crear el 40 % del fondo. Otro 40 % fue una contribución directa de la FAO. El 20 % restante se capitaliza constantemente a través de actividades como la producción de tejidos artesanales y tiendas comunitarias para la venta de víveres, entre otros, detalla el organismo.