FUNES ENFRENTARÁ EL PROCESO JUDICIAL

None
El ex presidente salvadoreño Mauricio Funes, ha sido fuertemente cuestionado en las redes sociales y medios de comunicación de su país por la supuesta huída a Nicaragua, 15 días después de que la Fiscalía General de la República (FGR) de su país le acusara de cinco delitos de corrupción. Los que sus detractores consideran refugio o huída, Funes le llama asilo para protegerse de la “persecución política” de la que supuestamente es víctima. “No he renunciado a enfrentar el proceso judicial ni a probar mi inocencia”, aseguró ayer en su cuenta personal de twitter, donde a cuestionado a la institución (FGR) que le acusa y ha contrarrestado a capa y espada los señalamientos que le han hecho. En Nicaragua, las reacciones al respecto son pocas. Según el diputado Jacinto Suárez, “Nicaragua valoró que el expresidente (Mauricio) Funes es un perseguido político y por tanto merece asilo”. Ante la pregunta de porqué Nicaragua otorgó asiló, Suárez recomendó preguntarle al ex mandatario el porqué eligió este país para asilarse.