MADRES DE POLICÍAS ENJUICIADOS ALEGAN INOCENCIA

None
    Elizabeth Santamaría y Suyen Quintero, madre de tres policías declarados culpables por delito de robo, aseguran que sus hijos son inocentes y piden que se revoque la sentencia que el juez dictó.
Santamaría defiende que su hijo nunca se presentó a las citaciones, sino hasta el juicio al que uno de los agentes lo obligó ir. “Yo tengo un testigo cuando estaba un testigo cuando el fiscal le dijo ‘va mencionar a la muchacha de la UNAN y al de la camisa blanca’, pero no sabía que era a mi hijo que iban inculpar”, asegura la señora que acudió esta mañana a la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) a denunciar. La CPDH mientras tanto recepciona las denuncias de las madres de los policías, “dado que los familiares afirman que estas personas no tienen nada que ver con los ilícitos acumulados o señalados por la Policía”, asegura Pablo Cuevas, representante legal de la institución. Quintero, mientras tanto denuncia el maltrato que sufren sus hijos: Ivette y Jorge Luis Quintero, también detenidos. “Mis hijos fueron brutalmente golpeados”, sostiene, aunque reconoce que no tiene como probarlo, pero si relata que su hija tenía golpes y lesiones psicológicas. Cuevas reiteró el creciente deterioro del actuar policial. “Esto confirma lo que nosotros hemos venido diciendo”, aseguró el defensor de los derechos humanos.