VIVIENDA Y PENSIÓN DE POR VIDA PODRÍA RECIBIR FAMILIA DE POLICÍAS MUERTOS

None
Una vivienda digna y una pensión de por vida es lo que podrían recibir de la institución policial, familiares de los dos policías caídos en cumplimiento del deber el pasado 26 de enero en el barrio San Luis, de la capital. La familia del Sub-inspector Julio César Narváez, uno de los fallecidos está pasando días difíciles, especialmente su hijo de 4 años, que en lo único que piensa es en convertirse en policía para conocer a los asesinos de su padre. “El niño está mal, cada día le dice a la mamá: `Mamá, avísame cuando mi papá venga´. Es duro para mí y ni hija oír las palabras de mi nieto. No quiere comer, mi nieto no desayuna, no almuerza, no cena”, dijo Carolina Pérez, suegra del Sub-inspector. Pérez defendió el actuar de los oficiales que golpearon a los delincuentes, acusados de asesinato de su yerno. “Los golpes se curan, a ellos se les va a curar, sus hijos los van a ver, ellos van a ver crecer a sus hijos, más mi yerno… nosotros no tenemos poder para revivirlo. Por qué ellos se lamentan tanto por los golpes, por qué los mataron, si no tenían ningún derecho de quitarle la vida”, expresó. La familia de Narváez, expresó que la jefatura de la Policía Nacional, les hizo varias promesas, entre ellas una vivienda y manutención para los niños. El segundo oficial muerto es Howard Urbina. Mañana se cumple una semana de este hecho que enlutó no sólo a dos familias, sino al país por el ataque a quienes garantizan la seguridad de los nicaragüenses.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ