TRANSGÉNERO ASEGURA QUE CRISTO LO CAMBIÓ

De Ángel Morell probablemente se escuchen comentarios de admiración y glorificación a Dios en las iglesias cristianas evangélicas del mundo. La retórica de Morell logra hacer que se llenen templos, campos de deportes, y un par de invitaciones a medios de comunicaciones televisivos, escritos y radiales con el fin de dar a conocer lo que pasó durante ese lapso de tiempo. Y no es para menos, este joven años atrás era una voluptuosa figura que robaba las miradas de muchos hombres en Nueva York, se apodaba como "Melania París de Hilton", y realizó al menos unas cinco películas pornográficas.

El ahora predicador captaba miradas coquetas, deseos, lujuria y hasta propuestas indecorosas; logró llegar a la fama gracias a las múltiples cirugías plásticas que llegó hacerse en su rostro y cuerpo. "Me hice implantes de seno, nariz, liposucción y ahí comienzo a adquirir belleza, hice cinco películas pornográficas y gané coronas de belleza", narra el ex trangénero a 100%Noticias.

Según él, gracias a ello logró entrar a las revistas y periódicos de New York; sin embargo, detrás de esa exótica imagen hay una triste historia llena de abusos sexuales, abandono e incluso rechazos.

 "A los tres años fui abandonado por mi propia madre en un basurero. Me llevaron donde mis abuelos, ahí desde los 5 años sufrí abuso sexual por cuatro de mis tíos" narra conmovido.

El religioso relata en los púlpitos con un lenguaje totalmente desinhibido venir "de un hogar totalmente destruido; mis padres practicaban brujería, ocultismo; desde pequeño me pactaron con el diablo, comencé a vivir cosas de niño. A mi padre desde que se dejó con mi madre no lo volví a ver jamás, mi mama tomó un  camino muy erróneo de drogas, prostitución y alcoholismo; mi mamá no me dio el cariño que necesitaba y a los 3 años".

Ante las miradas de los espectadores que corean frases tales como" ¡Gloria a Dios; Él es bueno!", el joven prosigue su mensaje haciendo retroceder el tiempo con el desarrollo en la vida que tenía.

"El Ministerio de la Familia me recogió; me encontraron con los pies podridos, ampollas pues mi mamá no me cambiaba el pañal, y tenía una asma crónica, luego me recupero en hospital y me llevan donde mis abuelos, lugar donde mi madre salió huyendo años atrás" rememora.

Cuenta que su abuelo quien se hizo cargo de él, era mujeriego y alcohólico. "Nos insultaba, era una esclavitud, fui abusado sexualmente a los 5 años de edad por un tío, luego por los otros" explica.

Producto de los abusos continuos decide entregarse a una vida llena llena de promiscuidad y lujuria visitando lugares reconocidos en Puerto Rico, de donde es procedente y así inicia toda su vida que lo conduce a las drogas hasta que "vio una luz durante uno de sus shows", misma que le "habló diciéndole: "Vuelve a casa".

Así inició su proceso de conversión donde después de apostar a una vida sin frenos sexuales drásticamente decidió enrumbarse a servicios religiosos y un mensaje totalmente diferente.

Así luce actualmente el joven que protagonizó el papel de una mujer | 100%Noticias Así luce actualmente el joven que protagonizó el papel de una mujer | 100%Noticias "Dios me ha permitido visitar Ecuador, Colombia, Guatemala, México, Honduras, Alaska (..) ha sido una experiencia inolvidable de cómo he visto la mano de Dios", asegura. "He visto paralíticos levantarse, cáncer salir, salvación, miles de personas convirtiéndose a Cristo y millones de transexuales dando su corazón a Jesús", afirma. Ángel Morell se siente satisfecho pues su mensaje ha calado muchas vidas.
"Mi mensaje no es de odio, ni de juicio", interviene.
Actualmente el evangelista cuenta que tiene una relación de noviazgo con una guatemalteca y planes para retomar una vida según él correcta y enrumbada a Dios.  

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ