ERNESTO CARDENAL ES HONRADO EN ALEMANIA

Por sus contribuciones a la literatura mundial y su compromiso con el intercambio cultural entre Nicaragua y Alemania, la Universidad de Wuppertal le concedió al sacerdote y poeta Ernesto Cardenal el doctorado honoris causa el pasado sábado.

El nonagenario es uno de los autores más conocidos en su país, pero también es popular en la tierra de Goethe; en 1980 recibió el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán. Ahora se encuentra en territorio germano para ofrecer recitales de poesía: tras Bonn y Münster, Wuppertal es su tercera parada. Su gira continuará después en Suiza, asegura la publicación del diario alemán Deutsche Welle (DW).



El autor tiene seguidores en buena parte de Europa; en 2012, a Cardenal se le otorgó el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.

El poeta mientas daba una entrevista al medio alemán DW, luego de la ceremonia. El poeta mientas daba una entrevista al medio alemán DW, luego de la ceremonia.

El reconocimiento de Wuppertal llega justo cuando se intensifican los problemas para el autoproclamado "sandinista, marxista y cristiano” en su Nicaragua natal, derivados, por una parte, de una antigua demanda entablada por una excolaboradora; se trata de un litigio de propiedad en la isla de Solentiname, en el sur del territorio nicaragüense. Las autoridades de su país lo han conminado a pagar una multa de 800.000 dólares.



En 2010, un juez absolvió a Ernesto Cardenal; pero el caso fue reabierto inexplicablemente hace menos de un mes. El poeta de 92 años dijo ser víctima de un "juicio político” orquestado por el presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo. Tras el retorno de Ortega al poder en 2007, Cardenal declaró que Nicaragua vivía "una dictadura”, lo cual, según allegados al escritor, habría desatado una "persecución política” de los Ortega en su contra. Esas denuncias generaron una ola de rechazo entre intelectuales y artistas de todo el mundo.