AMÉRICA LATINA CONDENA POR MAYORÍA GOLPE CONTRA PARLAMENTO VENEZOLANO

Luego de que el Tribunal Supremo de Venezuela, controlado por el chavismo, se atribuyera las funciones correspondientes al parlamento, con mayoría opositora, la oposición al régimen de Nicolás Maduro ha denunciado un golpe de Estado en el país.

Producto de la acción del mandatario, la comunidad internacional de la región reaccionó desde Perú, que ha sido el más contundente retirando "de manera definitiva" a su embajador en Caracas, hasta México, uno de los más prudentes, a pesar de que la semana pasada el canciller mexicano, Luis Videgaray, se mostrara como líder del bloque de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra el Gobierno de Venezuela.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, publicó después en su cuenta de Twitter: "La situación en Venezuela es muy preocupante. En América Latina, debemos defender la convivencia democrática en nuestras sociedades". https://twitter.com/mbachelet/status/847578416262107136

El Gobierno de Costa Rica ha calificado de "inadmisible" la pérdida de los poderes de la Asamblea Nacional de Venezuela por orden judicial, y ha insistido, en un comunicado de la Cancillería, en la necesidad de buscar una solución a la crisis por la vía multilateral en la OEA.

Colombia llamó a su embajador en Venezuela para informes, según la agencia AFP.