REMITEN A JUICIO A HOMBRES ACUSADOS DE ASESINATO Y VIOLACIÓN DE MADRE E HIJO

Los cuatro hombres acusados por el delito de Asesinato y abuso sexual en perjuicio de Catalina García Navarrete de 32 años y su hijo Héctor José Calero García de 7, fueron remitidos a juicio oral y público para el 2 de agosto y a solicitud de la Defensoría Pública, el juicio preparatorio será el 1 de agosto.

La juez de Distrito Penal de Audiencia, Marbely Blandón, desarrolló en el Complejo Judicial de Ocotal, la audiencia inicial, en la que estuvo presente la madre de Catalina y abuela de Hector, quien fue acompañada por la Red de Mujeres del Norte y la Fundación para el Desarrollo de las Mujeres y la Niñez (Fundemuni).

La fiscal del Ministerio Público a cargo de la causa consideró que las intenciones de los acusados fue robarles a las víctimas y abusar sexualmente de la madre y su hijo, de acuerdo al dictamen médico y el informe de seguimiento elaborado por la Policía Nacional.

“Tanto la víctima Catalina tenía su blumer en su entrepierna, como el niño Héctor tenía su shortcito debajo de los pliegues de sus nalguitas, es por eso que consideramos que la intensión de los procesados era accederlos carnalmente”, argumentó la fiscal.

El juicio se desarrollará con un Juez Técnico, mientras tanto los procesados permanecerán en prisión preventiva.

LOS ACUSADOS

Nedic Yadiel Cruz López, de 39 años, es dueño de la propiedad donde supuestamente se cometió el asesinato y quien habría abusado a Héctor.

Pedro Joaquín González Cruz, de 40, es señalado de abusar a Catalina, antes de decapitarla.

Santos Meza Duarte, de 36 años, y José Santos Rivera Peralta, de 39, solamente son procesados por coautoría en el delito de asesinato. Este último fue capturado hasta el jueves 8 de junio a las 11:00 de la mañana, cuando se trasladaba en una motocicleta cerca de la comunidad La Palanca, ubicada en el municipio de Quilalí.

EL CRIMEN

El crimen de Catalina y su hijo ocurrió el pasado 20 de mayo, sus cuerpos en avanzado estado de descomposición, fueron encontrados el 26 de mayo a orillas de una poza en la comunidad de La Palanca, municipio de Quilalí.

La madre fue decapitada y presentaba heridas de machete en diferentes partes de su cuerpo. El niño también presentaba una herida de machete en la espalda y con señas de asfixia en su cuello. Ambos cuerpos estaban dentro de un saco.

Con foto e información de Las Segovias en Noticias