IRAK EJECUTA A 38 MILITANTES DEL ESTADO ISLÁMICO

Irak ha ejecutado este jueves a 38 presuntos miembros del autodenominado Estado Islámico cinco días después de que el país declarara su victoria definitiva en la guerra contra las últimas huestes del califato, refugiado ahora en células insurgentes escondidas en los que una vez fueron sus dominios. La ejecución en el cadalso se ha llevado a cabo en una prisión de la ciudad de Nasiriya, a 308 kilómetros al sur de Bagdad, ha informado el ministerio de Justicia en un comunicado. "La ejecución de las 38 personas condenadas por terrorismo se ha realizado después de la confirmación de sus sentencias y la ratificación de la presidencia", detalla la nota. Según el Gobierno, los militantes suníes ahorcados habían agotado todos los procedimientos para recurrir el veredicto. El pasado 25 de septiembre Bagdad ejecutó a otras 42 personas en el mismo centro penitenciario por cargos que incluían el asesinato de miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes o la fabricación de coches bomba. Una de las incógnitas que rodea a las ejecuciones que desde hace meses llevan a cabo las autoridades iraquíes es el número de miembros del IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) detenidos y la cifra de quienes esperan su camino al patíbulo. Según la legislación antiterrorista iraquí, la pertenencia a organización terrorista se castiga con la condena a muerte, ejecutada a través del cadalso o el fusilamiento.
  • Con información de El Mundo