AL MENOS SIETE MUERTES TRAS FIESTAS NAVIDEÑAS

Al menos seis nicaragüenses fueron reportados muertos entre la víspera de la Nochebuena (24 de diciembre) y el día de Navidad (25 de diciembre), así lo informó El Nuevo Diario. Entre los fallecidos se reportó también a un joven costarricense que perdió la vida por sumersión. El primer fallecido reportado se identificó con el nombre de Dorian López Pozo, de 38 años, quien fue asesinado de varios tubazos en la cabeza, en León. El joven era hijo del periodista Wilfredo López Balladares. En el barrio Óscar Arnulfo Romero, de la  norteña ciudad de Estelí, fue apuñalado en la clavícula, la madrugada del 25 de diciembre, Roberto Clemente Roa Cruz, de 39 años. La víctima estaba frente a su casa. Otra de las víctimas fue Geovanny Freddy Montano Hernández, de 35 años, quien fue asesinado a machetazos por su primo José Hernández, porque años atrás presuntamente la víctima le quitó a su pareja. La madrugada del 24 de diciembre, el motociclista Manuel Parrales Ramos, de 38 años, perdió la vida al estrellarse contra un vehículo, en Diriamba, Carazo. Por otro lado, Jairo Solís Rojas, de 30 años, y Wilder Rugama, de 18, perdieron la vida en dos vuelcos de camionetas acontecidos en Villa El Carmen, municipio de Managua y Palacagüina, en el departamento de Madriz. La última víctima reportada fue el hijo de una pareja de nicaragüenses que reside en Costa Rica, quien pereció ahogado en el balneario de San Jorge, en el lago Cocibolca, después de lanzarse a una zona peligrosa. Foto de referencia, END.