UN NICARAGÜENSE QUE FUE DEPORTADO POR ERROR DEMANDA AL GOBIERNO DE EEUU

El gobierno federal de Estados Unidos enfrenta una demanda de más de 50 millones de dólares luego de que deportara por error al nicaragüense César Robleto, pese a que era ciudadano norteamericano. Robleto fue deportado por error a Nicaragua de donde es originario y permaneció durante más de siete años hasta su retorno a Los Ángeles en febrero de 2016, según explica la cadena de noticias Univisión. El hombre interpuso una demanda contra el gobierno federal pues la equivocación "le ha causado a su familia un profundo daño moral y económico".  "Se me han hecho difíciles estos dos años aquí", dijo Robleto en una entrevista a la cadena Univision, además agregó que en Nicaragua estuvo dando clases de inglés y formó una nueva familia. Durante el periplo que estuvo en el país Robleto dejó en California a su hijo mayor, ahora adolescente, que sufre de depresión y está en tratamiento psicológico. Lo atribuyen a la lejanía de su padre. La madre del joven nicaragüense deportado por error apoyó a su hijo durante el proceso de justicia | Cortesía El error del gobierno federal se dio luego de que su expareja lo denunciara en el año 2008 por "violencia doméstica". Entonces tenía 19 años. Tras cumplir una sentencia, fue entregado a las autoridades migratorias y pasó 18 meses en el Centro de Detención para Inmigrantes Eloy, en Arizona, tratando de demostrar que se cometía un error y que no tenía un pasaporte estadounidense, prueba de su estatus migratorio, solo porque no lo había tramitado, explica Univisión. Robleto relató que cuando lo deportaron "me montaron al avión encadenado, era el único ciudadano estadounidense que iba en ese avión", contó a la agencia EFE en 2016, poco después de su retorno a California. Luego de una larga lucha legal, la corte de apelaciones falló a favor de Robleto a finales de 2013, pero -de acuerdo con su testimonio- la embajada estadounidense en Managua se demoró más de dos años para entregarle el pasaporte de EEUU. Él asegura que una campaña que se difundió a través de las redes sociales ayudó a que se agilizara este proceso. "Los medios han hecho un impacto grande, me han ayudado", comentó el nicaragüense. En Nicaragua al hombre se le puso una traba y tuvo que pagar una multa de 5,000 dólares "por incurrir en una falta migratoria", haber permanecido como un turista sin permiso durante más de tres meses. Robleto En 1989, él y su familia se mudaron legalmente a EEUU, por ello carecía de documentos expedidos en su lugar de origen. Para resolver este problema tramitó el pasaporte de Nicaragua.
  • Con información de Univisión