BEBÉ SECUESTRADA HABÍA SIDO VENDIDA POR 2 MIL CÓRDOBAS

Jessica Flores Rivas, la mujer que secuestró a una bebé de 6 días de nacida en la comunidad el Olingo en Quilalí, Nueva Segovia, supuestamente había vendido a la criatura en 2 mil córdobas, según informó La Prensa. El rotativo detalla que Jessica de 36 años, fue detenida por la Policía Nacional en el hospital Militar, se encontraba ahí cuidando a su hijo de 9 años, quien había sufrido una caída y se encontraba en observación. Jessica Flores Rivas, la mujer que secuestró a la bebé Un oficial vestido de civil llegó al hospital Militar acompañado de otro de los hijos de 18 años de la mujer, pues antes las autoridades habían dado con la vivienda de la secuestradora, y el adolescente aceptó llevar a la Policía donde estaba su progenitora para que esta entregara a la bebé y así ella quedaría libre. El joven, quien es estudiante universitario relató a La Prensa que al llegar al hospital, le dijo a su mamá que el señor (un oficial de civil) la buscaba y se la llevaron detenida; mientras al pequeño de la mujer le dieron de alta y se fue con su hermano mayor. Cuando la Policía llegó a la casa de la señora Sandra Orozco de 52 años, con Flores Rivas para a recuperar la bebé, esta disculpó con doña Sandra y habría dicho que la niña había sido vendida por 2 mil córdobas. Policía encuentra a la bebé en Tipitapa “Jessica a qué problema me metiste”, le dijo Orozco a la mujer, a lo que esta le contestó: “¡Disculpe doña Sandra!”. Jessica había llevado a la niña a casa de su amiga Sandra y pidió que se la cuidara por dos días porque ella estaba de turno en el Hospital Yolanda Mayorga de Tipitapa donde trabaja como enfermera auxiliar. La secuestradora sólo llevaba tres pañales desechables para la bebé, por lo que la familia de Sandra le compró leche. Orozco fue investigada por las autoridades y la tarde del viernes fue dejada en libertad al comprobarse que no tenía nada que ver con el caso. Oficiales la fueron a dejar a su casa en el barrio San Cristóbal de Tipitapa.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!