ORTEGA Y MURILLO SEGUIRÁN PARTICIPANDO EN EL DIÁLOGO NACIONAL

Rosario Murillo, expresó este medio día en medios oficialistas que tras escuchar el poema que ella misma escribió de los labios de Víctor Cuadras, miembro del Movimiento 19 de Abril, le significó la oportunidad para decirles a las madres de los jóvenes asesinados durante las protestas, que ella conoce su dolor. Murillo y Daniel Ortega participaron en la instalación de la mesa de diálogo esta mañana, tras casi dos horas de pláticas, la pareja presidencial dejó el lugar sin dar la orden a la Policía Nacional y turbas de la juventud sandinista para que cesaran los ataques a manifestantes. Estas fueron las palabras de Cuadras: “Aunque el señor presidente niegue el sufrimiento del pueblo, en Nicaragua hay más de 68 madres que están llorando por el sufrimiento de sus hijos. Hubo una madre (Rosario Murillo) que en 1972 escribió un poema que se llama "Canción de Navidad", esa madre había perdido uno de sus hijos y este es el mismo sentir de todas las madres que hoy sufren al ver a sus hijos asesinados. CANCIÓN DE NAVIDAD Yo camino hoy con el dolor del parto en cada paso con el vientre rompiéndose y los pedazos de madre volando sobre espacios vacíos yo camino gimiendo apretando en mis manos los barrotes apretando los dientes mordiéndome la lengua Voy vestida de barro voy cubierta de piedras y de tiempo tengo cara de asombros y cabellos de fuego llevo el dolor del parto en cada paso siento al hijo que brota de la sangre siento la piel colgando tengo las venas en un solo nudo hay un hijo derramado en la noche. “Acabamos de regresar de la instalación del diálogo nacional y quiero agradecer al muchacho que leyó un poema mío (Víctor Cuadras), escrito en la navidad del terremoto que destruyó Managua, y escrito cuando murió mi hijo de año y medio, sepultado bajo las paredes de nuestra casa en San Antonio; y bueno yo agradezco que hayan leído este poema que a mí me dice muchísimo, sentimientos profundos, sentimientos de dolor que sentimos todas las madres cuando perdemos un hijo. Aquel diciembre fue muy doloroso, me tocó ir a recoger a mi hijo a casa de mi papá y de mi mamá, le había caído el segundo piso encima”, contó Murillo. Tras escuchar el poema leído por Víctor Cuadras, “Para mí significó la oportunidad para decirles a las madres tenemos el mismo dolor, queremos la paz, las madres de nicaragüense queremos vida”, dijo. La vicepresidenta señaló que ellos llegaron al diálogo con un nivel de respeto, acto que está fuera de sus actividades protocolarias. “Hemos dejado el nivel de responsabilidad que anima este gobierno, llegamos con nivel de respeto. Acto que trasciende los límites de una actividad protocolaria, que queremos comprometernos todos, para presentar nuestros dolores, nuestras indignaciones  y hacerlo con la mejor educación, con el máximo respeto… Fuimos al dialogo con el espíritu en alto, con la mayor confianza, y a pesar de las circunstancias explicables que se dieron ahí, mantenemos la esperanza de seguir trabajando en diálogo, en paz. No queremos volver a vivir en conflictos, no queremos volver al pasado, queremos encontrar la justicia que estamos clamando, las madres quieran justicia, quieren aclaración”, expresó. Murillo indicó que continuarán participando en el diálogo el próximo viernes, y espera que una nueva victoria, de estos “sucesos inexplicables”, pues hasta hace un mes Nicaragua estaba en paz. “Con la mejor voluntad que caracteriza a nuestra presidente, seguimos dialogando, nuestros compromiso de seguir construyendo dialogo y la paz… El viernes continuará el diálogo, ahí estaremos con toda la entereza, al seriedad, la madurez. Hace un mes Nicaragua estaba en paz, pero salieron sucesos inexplicables. Estos son tiempos difíciles, pero también tiempos para construir nuevas victorias. Vamos de la oscuridad a la luz, Dios mediante”, agregó Murillo. *Foto: La Prensa Gráfica

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!

DEJA TU COMENTARIO

DEJA TU COMENTARIO