ANPDH: ORTEGA Y MURILLO SON LOS PRIMEROS QUE DEBEN SER INVESTIGADOS

Álvaro Leiva, presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), señaló que los primeros que deben investigados por las muertes de estudiantes y civiles, y violación de derechos humanos en el país son la pareja presidencial Daniel Ortega y Rosario Murillo. “El Gobierno de Estado de Nicaragua tiene que responder por todas las violaciones a derechos humanos que hasta el día de hoy han sucedido. ¿Que esto va a quedar impune, las muertes?, aquí tienen que responder todos los responsables por todas estas muertes y de todas estas violaciones a derechos humanos, no podemos caer en inmunidad, todos estos son delitos de lesa humanidad, eso es definitivo”, declaró Leiva durante el programa 100% Entrevistas, con Lucia Pineda, que transmite 100% Noticias. Leiva indica que las características que han prevalecido en casi todas las muertes (76), es que las víctimas fueron ejecutadas de un tiro en la cabeza y en el tórax. “Eso es algo especializado, esto no es una casualidad, son ejecuciones extrajudiciales. (La CIDH) Habla de francotiradores, muy acertada la CIDH”, dijo. El 26 de abril, la ANPDH, interpuso una formal denuncia ante la Fiscalía General de la República, contra Ortega por ser este el jefe supremo de la Policía Nacional, después de él, una cadena de mandos, por las muertes durante las protestas en Nicaragua. “El jefe supremo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua es el Presidente del Poder Ejecutivo, en la persona del ciudadano José Daniel Ortega Saavedra, nosotros expusimos que debía ser investigado el jefe supremo de la Policía Nacional José Daniel Ortega Saavedra, por ende la vicepresidenta Rosario Murillo Zambrana; y por ende en la cadena de mando la Comisionada Aminta Granera Sacasa, y así sucesivamente… No hay forma de evadir responsabilidad, tiene que haber un proceso de investigación”, refirió Leiva. Pero, el presidente de la ANPDH, explica que para que Ortega sea investigado, la Asamblea Nacional tendría que desaforarlo, quitarle su inmunidad, lo cual ni los diputados de oposición –aunque sean la minoría- lo han hecho a través de una iniciativa de ley. “Debería de haber ahorita una iniciativa de un proceso de desaforación de la inmunidad para el Presidente, por ahí se tiene que comenzar para empezar el proceso investigativo, ahí es el inicio de todo”, destacó. Finalmente, Leiva opina que, el informe final de la CIDH va a ser más duro que el preliminar. “La CIDH fue contundente en su informe, se habla de delimitar delitos que van trastocando la lesa humanidad y esos delitos no prescriben. Esto que ha sucedido en Nicaragua es una profunda crisis de violación de derechos humanos, hemos dicho SOS por los derechos humanos, aquí la situación es grave”, concluyó. *Foto Reuters

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!