FIDH: GOBIERNO DE NICARAGUA DEBE AUTORIZAR CON URGENCIA VISITA DE LA ONU

La Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), envió un mensaje al presidente Daniel Ortega en el que expresa la urgencia de la entrada de la ONU a Nicaragua para dar continuidad a las investigaciones sobre las graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la represión a la que ha sido sometida el país desde el pasado 18 de abril. “En concordancia con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos CIDH, la FIDH urge al gobierno a autorizar una visita de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a Nicaragua, adelantar investigaciones inmediatas, independientes e imparciales y establecer todas las garantías necesarias para que los defensores y defensoras de derechos humanos puedan ejercer su labor en el país sin riesgos para su vida e integridad”, advierte la FIDH. Por otro lado, el comunicado destaca que se debe garantizar el cese inmediato a la represión, cumplir con las recomendaciones de CIDH y reanudar el Diálogo Nacional. "El gobierno de Nicaragua debe acatar las recomendaciones de la CIDH, respetar el ejercicio del derecho a manifestarse públicamente y garantizar el cese inmediato de la represión de las protestas. No es buscando acallar a la población civil que resolverá la crisis política y social que está atravesando el país", afirmó Gloria Cano, Vicepresidenta de la FIDH. Por su parte, el Vicepresidente de la FIDH, Juan Francisco Soto, expresó: “saludamos los esfuerzos realizados por los obispos de la Conferencia Episcopal para promover una salida a la grave situación que vive Nicaragua. En ese sentido, hacemos un llamado al gobierno nicaragüense para que demuestre su voluntad de llegar a una solución concertada entre las partes y acepte avanzar en la agenda establecida para el diálogo”. En la nota de prensa, se hace mención de la muerte del joven Carlos Manuel Solís, quien falleció tras recibir un disparo en la cabeza, así como a las 60 personas heridas, como resultado del ataque perpetrado el 23 de mayo por efectivos de la Policía Nacional vestidos de civil y fuerzas de choque afines al gobierno contra los manifestantes, que bloqueaban la carretera en el empalme de Telica, León. “Grupos de choque afines al gobierno destruyeron el puesto médico instalado por estudiantes de la Universidad de León y secuestraron a 17 de ellos. Hombres amados los llevaron en dos camionetas a la casa departamental del Frente Sandinista de Liberación Nacional en León, y fueron posteriormente liberados por gestiones de un sacerdote, familiares y amigos”, detalla la nota.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!