CIDH CONDENA LOS NUEVOS HECHOS DE VIOLENCIA EN NICARAGUA Y REITERA LLAMADO A CESAR LA REPRESIÓN

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), condena los recientes hechos de violencia que se han registrado en el país, cuyos actos han elevado la cifra de muertes en Nicaragua, a más de 80, luego de que la organización defensora de derechos humanos dejara una cifra contabilizada de 76 muertos. “La CIDH condena nuevos hechos de violencia ocurridos en Managua, León y Chinandega, Nicaragua, en los que perdieron la vida tres personas y resultaron heridas decenas de otras”, cita el comunicado. La CIDH lamentó la muerte de Manuel de Jesús Chávez Ramírez, quien recibió un disparo en la cabeza, luego de grupos privados, conocidos en Nicaragua como "fuerzas de choque", atacaron manifestantes que mantenían barricadas en León. Asimismo, lamentó el resultado de decenas de heridos de este departamento. Por otro lado, la CIDH rechazó los actos similares ocurridos en Chinandega, que dejó como resultado la muerte Luis Ramón Cruz Alvarado, por herida de bala. “De acuerdo a declaraciones de su padre, Luis Manuel Cruz, a la prensa, su hijo pasaba en bicicleta por la zona cuando fue alcanzado por el disparo”, señala el comunicado. El caso del Señor Marlon José Orozco también fue mencionado por la CIDH, quien fue ejecutado tras que un grupo de motorizados le dieron persecución. “La CIDH conoció información sobre el asesinato de Marlon José Orozco, quien, según declaraciones de sus familiares, fue perseguido por varios motorizados encapuchados y armados, debido a que llevaba una bandera azul y blanco en su carro”, destaca. Los representantes de la CIDH reiteraron el llamado al presidente Daniel Ortega a detener de inmediato la represión a la que sigue sometida el país. “Urgimos al Estado de Nicaragua a cesar inmediatamente la represión a los manifestantes y la detención arbitraria de quienes participan de las protestas" señaló la Relatora para Nicaragua, Comisionada Antonia Urrejola. "Nicaragua debe cumplir con su obligación de respetar y garantizar el goce pleno del derecho a la protesta, a la libertad de expresión, a la reunión pacífica y a la participación política de la población. Además, el Estado nicaragüense debe desarticular en forma inmediata los grupos armados irregulares", agregó.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!