ORTEGA HABLABA DE PAZ MIENTRAS SUS TURBAS MASACRABAN EN EL DÍA DE LAS MADRES

None
Daniel Ortega, habló ayer frente a una raquítica concentración de sus simpatizantes del dolor que han sufrido las madres que perdieron a sus hijos durante las protestas, muertes ordenadas por él mismo, que "por el respeto a esas madres nicaragüenses nuestro mayor compromiso, nuestra mayor obligación, es luchar por la paz que tenemos que recuperar". Mientras el mandatario decía esto, sus turbas y paramilitares abrían fuego a los miles de manifestantes que acompañaron a las madres de los caídos en la marchas de las Madres de Abril. Un 30 de mayo sangriento que dejó a al menos 15 muertos y decenas de heridos. El mandatario además señaló que "Nicaragua nos pertenece a todos y aquí nos quedamos todos", haciendo referencia a la demanda y exigencia de la mayoría de los nicaragüenses que quieren que él y su esposa Rosario Murillo abandonen el poder y se vayan del país. "Nicaragua no es propiedad privada de nadie", dijo Ortega ante su minúscula manifestación en la rotonda Hugo Chávez en Managua. "Los dueños de Nicaragua somos todos los nicaragüenses, independientemente del pensamiento político, ideológico o religioso", agregó. *Foto cortesía

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!