CIENTOS DE PERSONAS DAN ÚLTIMO ADIÓS A LA FAMILIA QUEMADA POR POLICÍAS Y PARAMILITARES

Una multitud de gente dieron el último adiós a la familia Velásquez Pavón-López, quienes fueron quemados la mañana de este sábado por policías y paramilitares del Gobierno. Los familiares realizaron un culto evangélico en el Ministerio Apostolar Centro Cristiano, previo al entierro en el cementerio Milagro de Dios. Durante el servicio, el pastor Augusto César Marenco dio palabras de ánimos a la familia doliente y expresó que "el pueblo de Nicaragua está con ustedes en este dolor". "Como Ministerio levantamos la voz en contra de aquellos que son causantes de dolor y sufrimiento que actualmente está pasando el pueblo de Nicaragua. Acompañamos en su dolor y el luto a las dos familias sobreviviente de este sangriento hecho que enluta al pueblo evangélico y cristiano", agregó Marenco. A la salida de la iglesia, personas se  unieron al recorrido hacia el cementario Milagro de Dios. "Ellos no eran sandinistas ni de ningún Partido político", reiteraban familiares y amigos de la familia, quienes aseguran que los responsables de las muertes son los policías. "Agarraron a balazos adentro (de la casa) y tiraron unas bombas explosivas que rápido agarraron fuego", señaló Cinthia Velásquez. "Dios va hacer justicia", expresaban los presentes. Oscar Velásquez Pavón, Maritza López, Pavón López, Mercedes de los Ángeles Raudez, la niña Daryeli y el bebé Mathías fueron las víctimas del incendio ocurrido en el barrio Carlos Marx, en Managua.

© 100% Noticias ¡Con primicias a toda hora!