Mujer atacada a cuchilladas por ex reo común liberado bajo régimen de "convivencia familiar"

Foto ilustrativa

En estado delicado de salud se encuentra la joven Massiel Carolina López, de 26 años, tras ser agredida a cuchilladas por su pareja identificado como Uberni, de 32 años, quien recientemente salió de prisión bajo el régimen de “convivencia familia” que otorgó Daniel Ortega a miles de reos comunes en todo el país.

Carolina López Reyes, madre de la víctima, informó a Stereo Romance que no es la primera vez que Uberni agrede violentamente a su hija, todo por celos.

"Yo la aconsejaba en reiteradas ocasiones, yo le dije que terminara esa relación con ese hombre porque era muy agresivo, él ya había estado preso, por tres años pagó condena por haber agredido a un hombre, recientemente salió de la cárcel y se fue a vivir con ella, pero esos celos causaban solo pleitos hasta que hizo esto, llegar al extremo de querer quitarle la vida , siempre por sus malditos celos", expresó López.

LEER MÁS: 293 femicidios en los últimos cinco años reportan organizaciones defensoras de mujeres en Nicaragua

La madre de la joven manifestó que el hombre atacó a su hija porque no le pidió permiso para salir a realizar unas compras.

“Massiel salió al mercado a comprar ropa para su niña de tres años, eso lo molestó porque se fue sin su autorización”, señaló la progenitora al medio de comunicación. 

La joven fue agredida cuando miraba televisión en compañía de varios menores de edad “no pudo controlar su furia y enojo Uberni se abalanzó contra ella con cuchillo en mano, propinándole varias heridas en sus piernas y en el cuello, le cortó una de las amígdalas, se la destrozó,  y una herida que va a un lado del rostro”, indicó López.

La víctima se encuentra hospitalizada en el centro médico Regional Santiago, de Jinotepe. El incidente se registró en la casa de habitación de la joven en el municipio de Masatepe.

LEER MÁS: Régimen sandinista registra 11 femicidios, organizaciones feministas califican de “mentirosas” las cifras

Para la abogada Wendy Flores del Colectivo de Derechos Humanos Nunca más el régimen Ortega-Murillo tiene un “doble discurso”, por un lado hacen creer que condenan la violencia contra la mujer, al mismo tiempo que liberan a más de 22 mil reos comunes en todo el país.

“La mayoría cometieron delitos contra niños, niñas, adolescentes, y una buena parte de estas personas cometieron delitos sexuales y femicidios contra mujeres y no cumplieron ni la mitad de las penas que les impusieron”, explica Flores.

Según Flores, lo único creíble sería que el régimen sandinista fomente una campaña de prevención de la violencia y que se fortalezca la autonomía funcional de las comisarías de la mujer “que se fortalezcan con los equipos interdisciplinarios y equipo de investigación para la investigación de delitos graves”.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ