Bebé muere luego de ser bautizado, sacerdote está siendo investigado

Tras ser bautizado en la iglesia, un bebé de seis semanas sufrió un paro cardíaco y murió, según reporta el medio People en español. El pequeño fue trasladado de urgencia al hospital, pero falleció unas horas después.

El incidente ocurrió en Rumanía en una iglesia de Suceava y ha conmovido al mundo. Una petición está circulada en redes sociales para que la iglesia ortodoxa modifique este ritual.

Asimismo se destaca que "la muerte de un recién nacido a causa de esta práctica es una gran tragedia. Este riesgo hay que descartarlo para que triunfe la alegría del bautismo", dice esta petición que ya tiene más de 56,000 firmas. El bebé fue sumergido tres veces en la tina bautismal, llena de agua bendita, y el sacerdote no se detuvo a pesar de que el niño lloraba mucho, según reportes. La autopsia del niño reveló que tenía "líquido" en sus pulmones. El sacerdote está siendo investigado por la fiscalía.

Le  Puede Interesar: La Unidad Azul y Blanco (UNAB) elige al nuevo Consejo Político

En medio de la polémica, el vocero de la Iglesia Ortodoxa,  Banescu, dijo que los sacerdotes podrían rociar un poco de agua en la frente de los recién nacidos para evitar tragedias. 

Sin embargo, el arzobispo Teodosia, un líder de esta iglesia, aseguró que este "ritual no cambiará". Al parecer, ha hecho oídos sordos a las críticas: "No nos dejaremos intimidar", afirmó.

La tragedia derivó en que la policía local iniciara una investigación por homicidio en contra del sacerdote que realizó el bautismo.

Lea Más:  UNAB anuncia campaña electoral interna para elección del Consejo Político

Además, se desató una fuerte indignación entre la población y una ola de críticas azotó la Iglesia ortodoxa en Rumanía, a quien exigen modificar su forma de realizar el bautismo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ