Niño hallado muerto dentro de un saco en Masaya fue asesinado por su hermana

Foto: Masaya al Instante

El niño Danny Puerta Sotelo de 8 años, quien fue encontrado muerto este domingo dentro de un saco macen a unos 500 metros de su vivienda, en la comunidad Valle de la laguna de Apoyo (Masaya), fue asesinado por su hermana de 16 años Wendy Puerta, reporta el medio El Nuevo Diario.

Danny Puerta Sotelo q.e.p.d. / Cortesía

Ayer, se informaba que el menor estaba desaparecido desde la tarde del sábado y que fue su hermana Wendy Puerta quien lo había encontrado tras labores de búsqueda, sin embargo, fue la misma adolescente la que lo estranguló y metió dentro del saco.

Alfonso Sotelo, abuelo materno del niño, dijo al medio nacional que ambos menores de edad se encontraban solos en su casa de habitación, mientras la madre de ambos se encontraba trabajando.

“De alguna manera han de haber terminado discutiendo, lo que llevó a chavala (su hermana) le apretara fuertemente el cuello con ambas manos hasta dejarlo sin vida, luego ella sola se encargó de meter el cuerpo en un saco color rosado y lo tiró al fondo del patio de la casa”, expresó don Alfonso.

“El sábado no encontramos nada y el día domingo vino la policía muy temprano para retomar la búsqueda, y quien nos guiaba siempre era mi nieta Wendy, pero mientras se hacían las investigaciones se encontró un saco, y fue cuando ella empezó a declarar que ella lo había estrangulado y que ella misma lo había metido en el saco y lo había llevado al fondo del patio”, relató el abuelo.

Wendy, quien también es madre de un niño de 1 año, fue detenida por la Policía Nacional el día domingo y trasladada hasta la estación policial de Masaya, donde será procesada por el delito de homicidio en los juzgados para menores.

“Ella está siendo valorada por sicólogos, su condición es estable, esta arrepentida por lo que hizo, ella misma nos dice que no sabe en qué momento le hizo eso a su hermano, que se siente muy mal por lo ocurrido, ahora ella será juzgada y esperamos que Dios nos ayude con este dolor tan grande”, agregó Sotelo.

Danny era el menor de sus hermanos, cursaba el segundo grado en el Colegio Público José Augusto Flores Zúniga. Su cuerpo fue sepultado ayer mismo a las 5:30 de la tarde, en el cementerio San Sebastián del Valle de la Laguna, acompañado de familiares y compañeros de la escuela.

DEJA TU COMENTARIO