REFLEJA A MÉXICO POR LA MASACRE EN AYOTZINAPA

El cineasta nicaragüense Gabriel Serra manifestó su entusiasmo al estar nominado en la categoría de Mejor Cortometraje documental en la 87 entrega de los Premios Oscar. A través de una videoconferencia vía Skype desde Nicaragua, el director y cinematógrafo expresó su agradecimiento al Centro de Capacitación Cinematográfica de México, un lugar que eligió para especializarse a los 23 años. Serra relató que dicha producción, cuya narrativa relata la vida de Efraín Huerta, un hombre que trabaja en un rastro del Estado de México desde hace 25 años logró empatarse con su visión acerca de lo que es la vida y la muerte, conectó con sus ideas y logró mostrar una vida muy aterrizada de un hombre que lucha día a día, que todos los días piensa en la vida y la muerte. 'Puedo decir que a mí me gusta mucho la carne, y fue un trabajo bien visceral, que me dejaba meditando todos los días que filmábamos y que yo iba de regreso a casa, en un trayecto de dos horas en metro, desde el Estado de México hasta Coyoacán', platicó. Pero así como mencionó su identificación con Efraín, su personaje principal, relató la importancia del agua dentro de su narrativa visual, lo que representaba en torno a los sueños y lo onírico de las tomas que realizó utilizando el vital líquido. Serra hizo énfasis en la importancia que tenía para él hablar del tema de la vida y la muerte a través de la carne, los animales, algo que va desde lo más general hasta lo más particular, y subrayó lo fuerte que será la contienda al competir con producciones polacas y americanas. 'Creo que será una contienda fuerte, presentamos temas grandes a nivel global y que son tratados a partir de micro mundos pero con historias que dan mucho de qué hablar', comentó. Explicó que de ganar la estatuilla dorada el próximo 22 de febrero lo dedicaría a sus padres y al Centro de Capacitación Cinematográfica, ya que considera la instrucción y guía que recibió en la escuela mexicana logró dar dirección a su carrera. 'México es la capital de Latinoamérica en donde todo el tiempo se produce arte de manera muy contemporánea'. 'Ya sea a través de la música, el cine, el teatro o la danza, la Ciudad de México es donde vi el lugar idóneo para devorarme un montón de cosas, además de seguir trabajando en mi idioma', concluyó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ