NICARAGUA CONSIDERADA UN PARAÍSO A SALVO DEL TURISMO MASIFICADO

Nicaragua se postula como uno de los destinos más apasionantes para los viajeros que rehuyen del turismo masificado, según la agencia especializada en el asesoramiento de itinerarios singulares, Elefant. Rindiendo al país pinolero los atributos de una “caprichosa geografía, de carácter volcánico, pueblos con sabor colonial y lodges ecológicos emplazados en entornos naturales incomparables”, el viajero empedernido y empresario, Gonzalo Gimeno, distinguió que en el sector turístico de Nicaragua existe una creciente demanda para aquellos que comparten su idea de que cada viaje es un sueño y una vivencia personal. Con este convencimiento creó Elefant, acorde a las inquietudes y deseos de cada cliente, que ha estado en más de 80 países con su equipo. La compañía cuenta con el respaldo de un prestigioso galardón y es la única agencia de viajes española que ha sido galardonada por Travel Made. Elefant resultó clave para que, en apenas cuatro días, Nicaragua revelara sus encantos más esenciales, los rasgos de un territorio singular, con una geografía salpicada de numerosos volcanes e inmensos lagos y el entrañable sabor colonial de sus pueblos y ciudades y también algunos de sus secretos mejor guardados. A continuación mostraremos las imágenes de Nicaragua, destacadas por Elefant: Azotea de la catedral de León, ciudad de carácter colonial. Considerada como el epicentro cultural de Nicaragua, León es ciudad universitaria desde 1813 y ha sido capital del país en diversos períodos históricos. La aureola religiosa de la segunda ciudad de Nicaragua es tan intensa que alcanza incluso al alojamiento más exquisito y singular de la villa, el hotel El Convento. Que, efectivamente, fue convento antes que hotel: alojó a los frailes franciscanos desde 1639 hasta 1829, cuando el gobierno desterró del país a las órdenes religiosas y decretó que sus inmuebles fueran destinados a la enseñanza o la beneficencia pública. Granada, excéntrica sultana El encanto de Granada aúna ese cariz ciertamente excéntrico -que se acentúa especialmente en determinados rincones, como el pintoresco cementerio de la ciudad. Partiendo de Granada, otro de los planes obligados es navegar por las aguas del Cocibolca, avistando sus numerosas islas y fisgoneando -con perdón- las estupendas residencias que en algunas de ellas han instalado los más pudientes de los locales. Los bungalows de Tarzán Si bien la experiencia en el eco-lodge de esta pequeña isla es memorable, sería cuanto menos paradójico pasar por Nicaragua, país encajado entre las dos masas marinas más grandes del globo, sin dejarse tentar por alguna de sus maravillosas playas. Vista de la playa Morgan's Rock desde uno de los bungalows mimetizados con la vegetación. Morgan's Rock destaca por sus instalaciones y arquitectura, mimetizadas con el entorno selvático. Las amplias villas -algunas disponen de piscina privada- y bungalows, ocultos entre la frondosa vegetación, parecen diseñados por el mismo Tarzán: están construidos exclusivamente con materiales propios de la hacienda y para acceder a ellos hay que atravesar un largo puente colgante de madera y trepar por interminables escalinatas de piedra.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ