12 Curiosidades de tus escritores favoritos de fantasía

El siglo XX está plagado de plumas magistrales que han sabido dejar huella en la historia y sus mundos épicos son inolvidable.
George Martin, J.K. Rowling y J.R.R Tolkien

El género literario de la fantasía siempre ha tenido muchos adeptos, pero ha ganado un número abismal de seguidores en el último siglo, debido al trabajo de auténticos genios de la novela y el cuento. El siglo XX está plagado de plumas magistrales que han sabido dejar huella en la historia y sus mundos épicos son inolvidables. A pesar de los años, sus nombres se mantienen vigentes, cuentan con seguidores por millones, que siguen leyendo sus títulos y los perciben como modelos para desarrollar sus propios trabajos en papel.

Desde autores clásicos como J.R.R Tolkien, hasta los más excéntricos como George R.R. Martin, la literatura de fantasía de los últimos años nos ha brindado auténticas joyas que son indispensables en cualquier estantería. ¿Te interesan los libros del género y quieres saber un poco más de estas personalidades? En este artículo compartimos contigo algunas curiosidades​ de tus escritores favoritos de fantasía épica que quizá no conocías.

J.R.R Tolkien

¿Quién no ha visto las películas del afamado director neozelandés, Peter Jackson? Sus filmes, muchos de ellos de más de dos horas de duración, son verdaderamente fascinantes, un banquete visual si eres amante de la fantasía. No en vano, la película de «El Señor de los Anillos: El Retorno del Rey» sigue siendo la más oscarizada de la historia, habiendo ganado once premios de la academia por sus efectos visuales y banda sonora.

Pero, detrás de esta obra de arte contemporánea reside el trabajo de un maestro de las letras, cuya obra cumbre, ambientada en la Tierra Media y desarrollada a lo largo de numerosas publicaciones, lo llevó a la fama y ha perpetuado su apellido desde principios del siglo pasado. Y es que, cuando se habla de fantasía, Tolkien es una referencia, el principio de una estela de éxitos dentro del género que nadie más ha podido emular.

​«El Hobbit», el primero de sus libros sobre la Tierra Media, fue creado especialmente para sus hijos y no tenía intención de publicarlo; sin embargo, en 1937, después de que llegara a manos del editor Stanley Unwin, obtuvo su aprobación y se convirtió en un éxito absoluto de ventas.

​Este libro también fue escrito de manera que pudiera ser disfrutado por un público general, así que no hay edad específica para sumergirse en las profundidades del bosque negro o atisbar la gloria de Erebor. Y, por su parte, «El Señor de los Anillos», si bien fue pensado como un solo tomo, un libro autoconclusivo, resultó ser demasiado extenso, por lo que hubo que dividirlo en las tres partes conocidas.

​Los nombres de los tres libros de «El Señor de los Anillos» no fueron elegidos por Tolkien; de hecho, el único título que realmente aprobó fue el primero: «La Comunidad del Anillo». Y una de los aspectos más curiosos de esta trilogía es que el autor llegó a afirmar que los eventos narrados después de la Tercera Edad, es decir, al término de la Guerra del Anillo, sucedieron 6 mil años antes de su nacimiento.

​Tolkien se consideraba un hobbit en todo, menos en el tamaño, ya que le gustaba la tranquilidad y la naturaleza. Uno de sus cuentos más famosos, relacionados con la Tierra Media, es el de «Beren y Lúthien», que tuvo una importancia simbólica para la historia de amor que vivió con su esposa. Tan especiales fueron estos personajes para el autor, que dichos nombres están grabados en las tumbas de él y su mujer.

George. R.R. Martin

Todos habíamos oído hablar de dragones y muertos vivientes alguna vez. El cine está plagado de historias que integran a estos personajes fabulosos, que solo viven en nuestra imaginación. Pero, la genialidad de Martin no tiene límites y ha logrado traspasar las fronteras de sus libros de un modo que muchos no hubieran creído posible. ¿Quién no llegó a ver «Juego de Tronos»? Teorizar y elucubrar acerca del cierre que tendría la serie era el pan de cada día de muchos, cuando estaba al aire este drama épico. Y, ahora que ya tenemos un final, muchos están ansiosos por tener en sus manos los dos últimos libros.

​Martin comenzó a publicar historias de fantasía en la década de los 70’s, pero fue la saga de «Juego de Tronos» la que consiguió catapultarlo al éxito. Y puede que no lo sepas, pero muchos episodios de la historia universal le sirvieron de inspiración. Seguramente, si eres un asiduo lector, te habrás dado cuenta de que Jamie y Cersei Lannister tienen mucho en común con Cesare y Lucrecia Borgia.

​Este autor impartió clases de periodismo cuando era más joven y ha dedicado gran parte de su vida a la pasión por escribir. Muchos amantes del género de la fantasía épica lo comparan con Tolkien, afirmando que es su digno sucesor. Y una de las preguntas que más molesta a Martin es acerca de su personaje favorito de Poniente. De hecho, ha mencionado más de una vez que quiere a todas sus creaciones, pero Tyrion es el que más le gusta, por lo que prefiere resolver dudas más ingeniosas.

​Pero, Martin no solo ama a los caballos y los dragones, sino que también es un auténtico fan de la ciencia ficción. Tanto así que una de sus películas favoritas es «Forbbiden Planet», estrenada en 1956 y aclamada en su tiempo por los efectos especiales. “La he visto más de 100 veces desde entonces”, ha dicho.

​¿Y cómo logra plasmar mundos y escenarios tan increíbles? ¿Qué pasa por esa cabeza encanecida y cómo logra transportar a millones de lectores de todo el mundo? Es algo que muchos se siguen preguntando, sin embargo, si quieres saber cómo trabaja, te sorprenderá enterarte de que Martin usa un computador sin acceso a internet con sistema operativo DOS, que solo sirve para escribir.

J.K. Rowling

Esta autora británica se convirtió en toda una celebridad en la década de los 90’s. ¿Qué niño de la generación millennial no creció deseando recibir su carta de Hogwarts o temiendo a lord Voldemort? Las aventuras del «niño que vivió» son tan famosas, que, de acuerdo con una película biográfica no autorizada de la vida de J.K. Rowling, cada cinco minutos un niño en el mundo abre un libro de Harry Potter. Así que el alcance de su éxito prácticamente no se puede medir y muchos de nosotros seguimos fascinados con su trabajo y talento.

​Rowling escribió su primera historia cuando tenía 6 años de edad y el cuento versaba sobre un conejo que tenía sarampión y era visitado por sus amigos. Por su parte, la historia de Harry Potter se le ocurrió en el año 1990, cuando esperaba un tren en la estación de King’s Cross, en Londres. Tardó un tiempo en completar el manuscrito, que fue rechazado doce veces por varias editoriales, ya que los agentes de la época no creían que un libro para niños pudiera tener éxito.

​La autora pensó en «Jacob» para bautizar a su protagonista, pero, después de pensarlo mejor, se decidió por «Harry». En la adaptación de sus obras al cine se negó a cambiar el nombre de «Hermione», no quiso añadir más personajes que no eran necesarios para la trama y tampoco aceptó darle un amorío fugaz a Harry. Además, en varias ocasiones ha señalado que Hagrid, el guardabosque, y el profesor Lupin son sus personajes más queridos. ¡Seguro que lamenta la muerte del licántropo!

​Joanne, que es su nombre de pila, fue una niña con gran pasión por la lectura, muy esmerada en sus estudios y pasó por momentos difíciles a lo largo de su vida. Su madre padeció una terrible enfermedad y, cuando murió, la autora se inspiró en la depresión que sentía para crear a los famosos «dementores», los guardines de la prisión de Azkaban que nacen de la devastación y el dolor.

​Era tan pobre al escribir su primer libro que, al intentar venderlo a las editoriales, lo pasó a máquina de escribir, generando dos copias enteras, ya que no contaba con los recursos para fotocopiar el original. Y, en una oportunidad, mencionó que estuvo a punto de abandonar la saga, específicamente en la producción del capítulo de «La Marca Tenebrosa» del cuarto libro, por miedo a la crítica.

Sin duda, estos escritores son una inspiración para muchos jóvenes autores con sueños de triunfar. Así que, si tú también deseas que las personas lean tu trabajo, solo debes sentarte a escribir, dar lo mejor y creer en ti mismo. ¡Perseverar te llevará lejos!

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ