¿Cuál es la diferencia entre traducción jurídica y traducción jurada y por qué son útiles para ti o para tu organización?

Los términos traducción jurídica y traducción jurada son similares y pueden prestarse a confusiones. Sin embargo, es importante conocer que no se trata del mismo tipo de traducción ni es el mismo servicio. Es por ello que queremos explicar las diferencias para que así puedas saber si lo que quieres es de un traductor jurídico online o de alguien que realice una traducción jurada.

Entonces, ¿qué es una traducción jurídica? Este tipo de traducción consiste en un texto cuyo contenido se encuentra dentro del ámbito legal. Por ejemplo, un traductor jurídico está capacitado para traducir un contrato mercantil, una ley, un proyecto de ley o incluso una sentencia judicial. En otras palabras, cualquier cosa que esté relacionada con el área legal.

Por otro lado, una traducción jurada es un documento oficial que indica que el texto original y el traducido dicen exactamente lo mismo pero en diferentes idiomas. Sin embargo, a diferencia de la traducción jurídica, no necesariamente debe tratarse de un texto relacionado al ámbito legal.

Algunos documentos que pueden traducirse mediante la traducción jurada son certificados de nacimiento, académicos e informes médicos, por nombrar tres ejemplos.

¿Quiénes pueden realizar traducciones juradas o jurídicas?

Generalmente son los organismos oficiales o autoridades públicas las que exigen la traducción jurada de un documento. En el caso de la compra o venta de un inmueble o de la homologación de títulos extranjeros, es usual que se solicite que estos documentos cuenten con una traducción jurada.

Las traducciones juradas las puede realizar un traductor jurado únicamente, independientemente del tema del documento. Estos profesionales usualmente están acreditados por algún organismo gubernamental y poseen un número de certificación.

En cambio, las traducciones jurídicas solo las puede realizar una persona que sea hablante nativo de la lengua que traduce. Por ejemplo, digamos que el texto está en inglés y desea traducirlo al español. En esa situación, el traductor deberá ser nativo en español.

De todos modos, las leyes en cada país son únicas, así como sus sistemas jurídicos, por lo que es pertinente conocer cuáles son los requisitos para cada situación en particular.

¿Cómo se puede solicitar una traducción jurídica o jurada?

Hoy en día es cada vez más fácil solicitar los servicios de traducción jurídica o jurada. Hay sitios web, como Protranslate, por ejemplo, donde con pocos clics puedes acceder a miles de traductores en línea que están calificados para realizar una traducción.

Además, muchos de estos servicios ofrecen entrega express en lapsos de tiempo muy cortos en caso de que estés urgido de realizar la traducción de un documento, bien sea jurídica o jurada. Desde la traducción de un certificado de defunción hasta el documento para vender tu auto, en plataformas como estas es posible lograrlo.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ