MUJER QUE CONDUCIA EBRIA SE SALVA DE LA CÁRCEL

None
En Hamburgo, Nueva York, un juez desestimó los cargos contra una mujer por conducir ebria, la cual presentó evidencias de que su cuerpo produce alcohol. Según la policía que detuvo a la mujer, ella  “iba dando bandazos por toda la carretera” y tenía los ojos vidriosos y enrojecidos, así como problemas para hablar con claridad. Además, su test de alcoholemia evidenció que su nivel era cuatro veces superior al límite legal, así contó a The Buffalo News. El abogado de la mujer, Joseph Murusak, explicó al diario que “Ella puede tener un nivel de alcohol en sangre que nos haría caer borrachos a cualquiera, pero ella puede funcionar”. Según Associated Press, la acusada explicó que padece de una enfermedad rara conocida como autodestilación, que consiste en que debido a un exceso de levadura en el intestino, todos los azúcares e hidratos de carbono que se ingieran se transformen en alcohol. "No había escuchado nunca antes sobre el síndrome de autodestilación", afirmó Marusak a CNN. Aunque tras una rápida búsqueda encontró abundante información acerca de este problema. Fuente: People en español