JOVEN GASTA MILES PARA PARECERSE A UNA PRINCESA DE DISNEY

Sarah Ingle es una joven estadounidense de 25 años de edad que gastó 12 mil dólares en vestidos y más de 2 mil dólares en pelucas con un único objetivo: convertirse en una princesa de Disney.  Sarah cuenta con un perfil de Instagram repleto de seguidores, los cuales no hacen más que elogiar sus elaborados disfraces de Bella, Cenicienta, La Bella Durmiente, Aurora, Elsa, Ariel, Blanca Nieves y Rapunzel. trending-princesa-disney-2 Actualmente, trabaja como animadora en cumpleaños y fiestas infantiles, y acude a hospitales para alegrar a niños enfermos. trending-princesa-disney-1 Los disfraces, ya son parte de su vida, y según sus propias palabras, espera poder trabajar para Disney algún día. Tomado de: IMujer.