SE CUMPLEN 32 AÑOS DE LA MUERTE DE JULIO CORTÁZAR

None
Hoy se celebran 32 años de la partida de un ícono de la literatura universal, Julio Cortázar.
El escritor y traductor, nacido en Bruselas e hijo de padres argentinos, fue un personaje de suma importancia literaria que contribuyó en la difusión de obras latinoamericanas, convirtiéndose en parte fundamental del Boom latinoamericano.
Tanto cuentos, como poesía, novelas y crónica, además de fotografía, fueron parte del arte que compartía en sus múltiples formas.
Sin duda una de sus obras más célebres y recordadas a nivel mundial es “Rayuela", novela que modifica la forma rutinaria de lectura y que dio un vuelco innovador, además de único en la forma de comprender un libro.
Cortázar fue gran admirador de Edgar Allan Poe, incluso tradujo la mayor parte de su obra. "Cuentos Macabros de Edgar Allan Poe" es un ejemplo de ello, pues fue traducido por Julio Cortázar e ilustrado por Charles Baudelaire.
La literatura de Cortázar se volcó, casi sin intención, hacia un público juvenil porque cuestiona de manera implacable las formas, las relaciones, el sistema. Enseña a desnaturalizar el mundo para imprimir una óptica diferente a la que ofrecen los valores occidentales. La literatura de Julio Cortázar sencillamente parte de un cuestionamiento vital, cercano a los planteamientos existencialistas en la medida en que puede caracterizarse como una búsqueda de la autenticidad, del sentido profundo de la vida y del mundo. Tal temática se expresó en ocasiones en obras de marcado carácter experimental, que lo convierten en lengua castellana. Por otro lado, en 1963 visitó Cuba y fue aquí donde comenzó a interesarse por la política latinoaméricana y a crecer su admiración por Fidel Castro, Salvador Allende y la Revolución Sandinista de esa época. Sin embargo el cambio abrupto fue en 1981, cuando optó por la nacionalidad francesa en protesta contra el régimen militar argentino.Ese mismo año sufrió una hemorragia gástrica en París, y es aquí donde pasa sus últimos años, falleciendo en 1984. Su cuerpo fue enterrado en el cementerio Montparnasse junto a su esposa que había fallecido dos años atrás. Cuando se cumplió 100 años de su nacimiento, en la Plaza Libertador de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires se inauguró un monumento en su honor. Así es como se recuerda al escritor de un sinfín de obras que incluye poemas, cuentos, novelas, obras de teatro, entre otros. A los 69 años falleció el maestro del relato corto, la prosa poética y la narración breve. Tomado de: Sin embargo.