POR QUÉ SONREÍR ES CONTAGIOSO

None
Cuando una persona sonríe puede generar una reacción en cadena en sus interlocutores, casi de manera instintiva. Es que esta expresión facial no solo es una de las más representativas de los seres humanos, sino también una de las más contagiosas.
Un trabajo realizado por la Universidad de Wisconsin-Madison y publicado en la revista Cell indagó en las razones de este fenómeno y para eso revisaron más de 120 estudios previos que describían cómo es que las personas simulan las expresiones faciales de los demás en situaciones sociales.
"Cuando uno ve una expresión facial y quiere saber lo que significa, recrea esa expresión en el cerebro. Creemos que se produce una combinación entre la información de la simulación sensoriomotor con la comprensión de la situación, así se puede entender plenamente los sentimientos de otras personas", explicó Adrienne Wood, autor principal del artículo.
Los investigadores concluyeron que cuando se imita la expresión facial de otra persona, esto "reproduce" el mismo estado emocional en nosotros mismos, que a su vez permite formular una respuesta social adecuada.
"El contacto visual es una de las maneras más fáciles para obtener mímica facial. Probablemente suena obvio, pero si se quiere entender cómo se siente otra persona, simplemente hay que mirarlos a los ojos", agregó Wood.
Paula Niedenthal, psicóloga social y co-autora, sostuvo que el aspecto clave de este mimetismo reside en que ayuda a tomar decisiones apropiadas en nuestras interacciones con los demás .
"Luego de la sonrisa, se genera una reflexión sobre los propios sentimientos emocionales; allí se genera algún tipo de criterio de reconocimiento y, lo más importante, resulta en que se toma una decisión apropiada como respuesta: se acerca a la persona o se la evita".
En un comunicado de prensa, Niedenthal señaló que la capacidad de una persona para reconocer las emociones puede ser inhibida cuando no se pueden imitar expresiones, como por parálisis facial u otros trastornos, como el autismo.
"El reconocimiento de emociones es una de nuestras tareas fundamentales sociales, pero no es fácil para todo el mundo. Las personas con ciertos trastornos neurológicos del desarrollo muestran una reducción de la actividad social y la capacidad de reconocimiento emoción", finalizó Wood.
FUENTE INFOBAE