¿POR QUÉ TANTA GENTE APOYA A DONALD TRUMP?

None
Hace unos meses algunos periodistas se refirieron a Trump como “un entretenimiento de verano”, un pasatiempo en medio del oasis informativo en el ecuador del año: ¿qué validez podía tener un político altamente populista, demagogo e irascible como Trump? Ninguna. Sin embargo, Trump no ha dejado de producir titulares y despertar interés en la población; las primarias no le están yendo nada mal y actualmente se posiciona como el principal candidato republicano. Al hilo de esto, la semana pasada el Huffington Post entrevistaba a Noam Chomsky: ¿cómo puede ser que un candidato así esté triunfando?.

El pensador lo tiene claro: toda esta tormenta no es más que la constatación de una clase media blanca y deprimida, vapuleada por unas políticas que han minado sus derechos y —atención— su esperanza de vida.

 

En sus propias palabras:

Trump apela al sentimiento profundo de rabia, enfado, frustración, desesperanza… probablemente entre sectores de la población que están viendo un aumento en la mortalidad, algo inaudito si exceptuamos las guerras y las catástrofes. Ninguna guerra ni catástrofe ha causado un aumento de la mortalidad en esta población, salvo el impacto de políticas sobre una generación que ha quedado, parece, enfadada, sin esperanza, frustrada y con una cierta inclinación al comportamiento autodestructivo. Es interesante comparar la situación con los años 30, en la que yo era ya lo suficientemente mayor como para recordarla. Objetivamente, la pobreza y el sufrimiento eran bastante más grandes. Pero incluso entre la gente trabajadora y los desempleados había un sentido de la esperanza de la que ahora carecemos (Noam Chomsky).
Tomado de: Playground.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ