RAZÓN DEL POR QUÉ QUEREMOS DORMIR 5 MINUTOS MÁS CADA MAÑANA

A lo largo de la evolución, los humanos pasaron a dormir mucho menos que los chimpancés, los babuinos o cualquier otro primate estudiado hasta ahora. Al comparar los patrones de sueño de los primates, es posible notar que la mayoría de las especies tienen entre 9 y 15 horas de inactividad diariamente, mientras que los humanos duermen un promedio de sólo 7 horas. Un estudio publicado en el American Journal of Physical Anthropology sugiere que las personas deberían obtener cerca de 9,5 horas de sueño diarias, si se tienen en cuenta los variados factores de estilo de vida y biológicos. El inusualmente corto período de sueño de los humanos podría estar relacionado a dos antiguos factores principales, consideraron los científicos Charles Nunn y David Samson. El primer factor sería el hecho de que los ancestros humanos probablemente necesitaron pasar más tiempo despierto para protegerse de los ataques de los depredadores, cuando descendieron de los árboles para dormir en el suelo. El segundo sería la intensa presión ejercida en las personas para aprender y enseñar nuevas habilidades y para hacer conexiones sociales a expensas de las horas de sueño. Aunque los humanos duerman un tiempo sorprendentemente corto, la muestra analizada por Nunn y Samson de 30 especies puede ser considerada demasiado pequeña para llegar a conclusiones finales, una vez que el número estimado de especies de primates puede llegar a 300 o más, consideró la bióloga evolutiva Isabella Capellini de la Universidad de Hull en Inglaterra. Sin embargo, si los hallazgos llegan a confirmarse también para los otros primates, la pequeña cantidad de sueño diaria de los humanos podría explicarse por el hecho de que dormimos varias horas seguidas y no varios cortos periodos al largo del día, como lo hacen algunos primates. Anteriormente, un estudio galardonado con el Nobel de Medicina de 2017 reveló el peligro detrás del estilo de vida de millones de personas en el mundo actual, que descartaron un régimen del día normal a favor de uno inestable, con sueño irregular.  

DEJA TU COMENTARIO