¿Por qué las páginas de los libros se vuelven amarillos?

Esto se debe a la reacción que tienen los componentes con los que están elaborados. El papel está formado de componentes que se vuelven amarillos con el tiempo, al menos cuando están expuestos al oxígeno.

La mayoría del papel está hecho de madera, la cual está compuesta de celulosa y un componente natural llamado lignina, que da a las paredes celulares de las plantas su rigidez y hace que la madera también lo sea.

La celulosa, una sustancia incolora, muy buena para reflejar la luz, lo que significa que la percibimos como blanca. Esta es la razón por la que el papel, incluidas las páginas de todo, desde partituras a diccionarios, es generalmente blanco.

El gran cambio sucede cuando la lignina se expone a la luz y el aire, lo que hace que su estructura molecular. Es susceptible a la oxidación, un proceso que crea unas moléculas llamadas cromóforos  –– que significa ‘portadores de color’ en griego –– que en el caso de la oxidación de la lignina son de ese color amarillo o marrón.

Los fabricantes de libros y papel son conscientes de ello e intentan eliminar la mayor parte de la lignina de la fabricación para mantener el papel blanco más tiempo. Lo contrario ocurre con las páginas de periódico que, al ser de una calidad menor, tienen más lignina y se vuelven amarillos antes.

La única forma de evitar que el paso del tiempo perjudique las páginas de un libro o periódico es mantenerlas lejos del oxígeno, sustituyéndolo por nitrógeno, argón u otro gas inerte, así como de la luz, ya que esta acelera el proceso de oxidación.

Por Muy Interesante mx