Francia utiliza sus trenes de alta velocidad para trasladar pacientes con casos graves de coronavirus a zonas menos abrumadas por la pandemia

La medida juega un rol clave en la estrategia del gobierno de Emmanuel Macron para evitar muertes como consecuencia de una eventual imposibilidad de brindar cuidados intensivos a pacientes que lo necesiten
Reuters

En sus esfuerzos para combatir el coronavirus, el gobierno de Francia ha montado una compleja estructura sanitaria para aliviar las cargas hospitalarias de las regiones más abrumadas por la pandemia y reducir las chances de que colapsen: traslada a pacientes en terapia intensiva en trenes hacia otros puntos del país donde su impacto es menor. La administración del presidente Emmanuel Macron aseguró que la estrategia es “una primicia en Europa".

Dos casos tuvieron lugar este miércoles, cuando trenes de alta velocidad llevaron un total de 36 pacientes desde París a la región de Bretaña, en el oeste del país. Uno, con 24 pacientes, se dirigó a las ciudades de Saint Brieuc y Brest. El otro llevó los 12 restantes a Rennes

Según describió El País, la dificultad del operativo radica en el traslado y la instalación del equipamiento necesario para garantizar su cuidado durante el camino. Cada uno de los procedimientos duró varias horas y el foco estuvo en garantizar el funcionamiento de los equipos médicos.

Con los afectados viajaron nueve equipos médicos. Cada uno de ellos está compuesto de un médico, un interno, un anestesista y tres enfermeros suplementarios.

De acuerdo al último reporte provisto por las autoridades sanitarias del país, 509 personas murieron en las últimas 24 horas como consecuencia del coronavirus, lo que llevó el total a 4.032. La cifra total de casos positivos registrados en la tarde del martes (hora local) es de 56.989, un aumento de casi 5.000 personas con respecto al día anterior. Y más de 6.000 se encuentran recibiendo cuidados intensivos

De hecho, en su reporte diario, Jerome Salomon indicó que la cantidad de pacientes en condición crítica excede la que era la capacidad de Francia antes de comenzar a tomar medidas para ampliar su infraestructura hospitalaria para hacer frente a la pandemia, que era de alrededor 5.000 personas.

Las zonas más afectadas por la pandemia en el país son las del Gran Este y la región parisina, donde, pese a los esfuerzos mencionados, la cantidad de unidades de cuidados intensivos disponibles es cada vez menor.

Este no es el primer operativo de la naturaleza: la semana pasada 20 pacientes de Estrasburgo fueron trasladados a otras localidades. Y tampoco se circunscriben a Francia. Se han llevado pacientes a Alemania, Suiza y Luxemburgo, aunque en aviones y helicópteros sanitarios, no trenes. Esos pacientes proceden de la región del Gran Este, fronteriza con esos tres países y también con Bélgica.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ