CURRY BRILLA EN TRIUNFO DE LOS WARRIORS

None
Los campeones Golden State Warriors se acercaron un paso más al mejor récord de la historia en la NBA, al vencer no sin sufrimiento 118-112 alMiami HeatStephen Curry anotó 42 puntos y Klay Thompson lo secundó con 33 para encabezar el ataque de los Warriors, que encontraron una dura resistencia de un equipo de Miami que atraviesa una crisis de lesiones, pero al mismo tiempo pasa por uno de sus mejores momentos de la campaña. “Cuando Stephen Curry y Klay Thompson disparan como lo hicieron esta noche es muy difícil ganarnos”, dijo Steve Kerr, coach de Golden State. “Al mismo tiempo, eso muestra cuán bien jugó el Heat hoy, pues necesitamos cada punto de estos dos jugadores para poder vencer”, añadió Kerr “Ningún juego es fácil, especialmente fuera de casa y ante un equipo veterano, que sabe hacer bien las cosas. Ambos estábamos calientes hoy y yo traté de hacer mi trabajo, aunque sin la electricidad de Steph (Curry)”, señaló por su parte Thompson. Desde los tiempos de Lebron James en la Capital del Sol, cuando el Heat era el gran favorito a la corona de la NBA, no se sentía en el American Airlines Arena una energía como la de este miércoles. Gran parte de los 19 mil 899 fanáticos que abarrotaron la instalación vinieron atraídos por la presencia de los campeones defensores, convertidos en una maquinaria de jugar baloncesto y que tras la victoria mejoró su marca a 51-5. Pero en la medida que avanzaba el partido, los seguidores del Heat no creían lo que sucedía sobre la cancha, cuando el equipo de casa llegaba a tener ventaja de hasta 12 unidades en el primer cuarto. Pero cada vez que Miami intentaba despegarse, los Warriors le daban alcance. Fue como una de esas peleas de boxeo donde ambos púgiles intercambian golpes de campana a campana, sin dar ni pedir tregua, con 23 cambios de ventaja y diez empates. El encuentro traía un morbo adicional, con el enfrentamiento personal entreDraymond Green y Hassan Whiteside, luego de que el jugador de Golden State emitiera comentarios despectivos sobre el de Miami en las redes sociales. Whiteside le ganó el duelo individual, tanto en puntos (21 a 11), como en rebotes (13 por 11), generando ovaciones del respetable en cada acción, sobre todo cuando le tapó un disparo de tres puntos. “En realidad no quería bloquear ese tiro con la fuerza que lo hice, porque dio un bote demasiado duro y fue a dar a las manos de Curry”, dijo el centro de Miami. “Luego traté de taparle el tiro a él, pero no salté lo suficiente y lo acertó desde 30 pies. Ese era el disparo que no podía dejarle hacer”, añadió. “Steph (Curry) jugó increíblemente. Jugó como si estuviera en Carolina del Norte. Yo lo vengo viendo desde la secundaria Charlotte Christian, así que no me sorprende su manera de jugar y me complace ahora que todo el mundo vea la clase de jugador que es”, agregó Whiteside. Dwyane Wade, inefectivo en el partido anterior, el lunes frente a Indiana Pacers, estuvo inmenso en esta ocasión, al encestar 32 cartones en 33 minutos y liderar el ataque de Miami. “Sólo traté de ser más agresivo y atacar desde el principio. Creo que jugué unos 32 minutos y en cada segundo me mantuve agresivo. Me encantan estos juegos en los que puedo liderar al equipo y ayudar al resto de mis compañeros”, dijo el capitán de Miami. “Todo el mundo hizo su trabajo y eso es lo que nos exigimos nosotros mismos. Cuando tienes que defender contra dos de los mejores tiradores de la liga, con un rango de disparo ilimitado, es difícil, pero hicimos nuestro mayor esfuerzo”, explicó Wade. Ambos equipos tiraron para promedios similares: 46.7 por ciento los Warriors, 46.5 por ciento el Heat. Para hacer las cosas más parejas, Miami capturó 46 rebotes por 43 Golden State. La diferencia la hicieron los triples, el arma más mortífera de los monarcas de la NBA.
 Fueron 13 en total, seis a la cuenta de Curry y cuatro para Thompson, mientras que los dueños de casa sólo acertaron seis de 14 intentos. En el último cuarto, tres tripletes de Thompson y dos de Curry dejaron sin aliento al Heat, que bajó a la cuarta posición de la Conferencia del Este, con balance de 32-25.
“No hay mucho que decir. Sólo dar crédito a ellos por la manera de disparar, sobre todo en ese último cuarto. Hay que quitarse el sombrero y no por gusto son los actuales campeones, pero me siento orgulloso de mi equipo, de la forma en que lucharon, a pesar de las limitaciones de jugadores que tenemos”, dijo el coach de Miami, Erik Spoelstra. “Él (Curry) tiene licencia para disparar cuando quiera y de donde sea. Esos dos triples al final del partido fueron inmensos y ahí fue donde ganamos”, explicó por su parte Kerr, el entrenador de los campeones. ESPN