ZINEDINE ZIDANE ROMPIÓ LA MALDICIÓN DE LOS DT DEL REAL MADRID ANTE EL BARCELONA

None
En los últimos años, una especie de hechizo ha perseguido a los entrenadores del Real Madrid al momento de enfrentarse con el Barcelona por primera vez. Pero el francés Zinedine Zidane se encargó de romper ese maleficio con su victoria 2-1 en el Camp Nou.
 
Los últimos cinco entrenadores blancos anteriores a Zizou acabaron derrotados en su primer clásico y algunos de ellos, de manera vergonzosa. Y el entrenador galo estuvo cerca. Pero consiguió evitar la prolongación de la racha negativa con réplicas letales.
 
La última vez que un técnico madridista había ganado en su debut ante el Barça fue cuando el conjunto merengue venció 1-0 al equipo culé en el Camp Nou bajo las órdenes del alemán Bernd Schuster. Aquella vez, el gol lo marcó el brasileño Julio Baptista.
 
Ocho años después, y con nombre importantes y resultados humillantes en el medio, la tormenta que azotaba a los estrategas merengues se esfumó. El primero fue Juande Ramos, quien perdió su primer clásico por 2-0 en el Camp Nou. Luegó llegó el turno del chileno Manuel Pellegrini, que cayó en su debut ante el Barcelona por 1-0.
 
 
José Mourinho perdió 5-0 ante el Barcelona de Guardiola en su primer clásico
Reuters
Luego de Pellegrini llegó José Mourinho, que venció al Barcelona en varias oportunidades. Incluso en finales. Pero no en su primer juego. De hecho, se llevó una de las peores derrotas sufridas por el Real Madrid en el Camp Nou. Llegaba con un invicto de 19 partidos, pero se fue con una derrota por 5-0 de la cancha blaugrana.
 
Los últimos dos entrenadores que padecieron esta maldición fueron Carlo Ancelotti y Rafa Benítez. El estratega italiano perdió en su debut ante el Barcelona por 2-1, en un duelo muy ajustado que Alexis Sánchez definió con una vaselina. En cambio, el último entrenador madridista en jugar un clásico cayó 4-0 en el Santiago Bernabéu.
 
Benítez le cedió el lugar a Zinedine Zidane, quien salió a neutralizar al Barcelona con un planteo compacto, organizado, de presión sincronizada y ataques vertiginosos. Así logró remontar el partido y, además de terminar con la racha negativa de los DT madridistas, le cortó a su rival una imbatibilidad de 39 partidos.
 
infobae