LOS PANAMÁ PAPERS INVOLUCRAN A LIONEL MESSI

None
Lio y Jorge Messi, quien maneja las finanzas del jugador del Barcelona, es actualmente investigado en España tras abrir numerosas sociedades offshore para evadir millones generados por los contratos de su hijo con diversas empresas. De acuerdo con la investigación, el 13 de junio de 2013, un día después de conocerse un caso de evasión por €4,1 millones, el jugador y su padre establecieron una sociedad panameña con la que habrían seguido facturando sus derechos de imagen a espaldas de la Agencia Tributaria. En un documento al que tuvo acceso El Confidencial, ambos reconocen la relación con la firma: "Nosotros, Jorge Horacio y Lionel Andrés Messi, por este medio les manifestamos que, en virtud que ustedes proporcionan directores/dignatarios [es decir, testaferros] para la compañía Mega Star Enterprises convenimos en indemnizarlos con respecto a todos los reclamos, requerimientos, acciones, litigios, procesos, costos y gastos, cualesquiera que fueren, que sean incurridos o pagaderos por parte de ustedes respecto a o como resultado del hecho de que cualquier miembro o empleado o asociado de su compañía, o por motivo o como consecuencia de cualquier acto o decisión tomada por cualquier de dichas personas o compañías en relación con el manejo y/o administración de la citada compañía". El diario intentó comunicarse con los Messi para un descargo, pero no lo obtuvo. "Ni el futbolista ni su progenitor han querido hacer comentarios a esta información. Tampoco Sergio Juan Abreu Muxí, el responsable del despacho Abreu, Abreu & Ferres que inició los trámites para que el futbolista pudiera comprar y controlar Mega Star Enterprises. En un correo electrónico, el letrado ha asegurado que "desconoce absolutamente" estos hechos y ha alegado que, además, en Uruguay "rige el Estado de Derecho, que impone entre las garantías y derechos la obligación de reserva y secreto profesional al obrar de los abogados y procuradores". Las sospechas sobre Lionel Messi, y su padre Jorge, recaen luego de que el Fisco español le reclamara a la figura del Barcelona 4,1 millones de euros por presunta evasión impositiva. La intimación sobre el rosarino se hizo en mayo de 2013, unos días antes de la sociedad que conformó el delantero en Panamá a través de Mega Star Enterprise. Messi y su padre irán a juicio el próximo mes, para esclarecer la cifra reclamada, junto a otros €10 millones, que habría recibido el futbolista en función de sus derechos de imagen de las diversas marcas comerciales que representa. En tanto, la firma Mega Star continúa de forma operativa, dado que en diciembre, Jorge Messi asumió el 100% de la responsabilidad por un cambio legislativo desarrollado en el país centroamericano. Tomado de: Infobae