Francia vs. Croacia: Dos naciones llenas de historia a la conquista del mundo

Foto: AP

Francia y Croacia, dos selecciones europeas con historias apasionantes marcadas por la migración y una infausta guerra, definirán el domingo en Rusia quién sucederá a Alemania en la cima del fútbol.

A continuación, presentamos un análisis de cómo la historia, la política y el deporte se mezclan fascinantemente en la situación actual de los finalistas de Rusia 2018.

Desde el glorioso título en casa en 1998, cada Mundial de Fútbol somete inevitablemente a examen el grado de identidad y de unidad en la diversidad que luce Francia tanto en la cancha como fuera de ella.

Si hace veinte años fueron Zinedine Zidane, Lilian Thuram, Marcel Desailly, Christian Karembeu o Thierry Henry los nombres de la pluralidad, hoy Kylian Mbappé, Blaise Matuidi, N’Golo Kanté o Paul Pogba, entre muchos otros, han tomado la posta.

Aquella última Copa del Mundo del siglo XX llevó al éxtasis a quienes celebraban la heterogeneidad y se solazaban de que el fútbol francés fuera un mosaico de razas, orígenes, banderas, hogares y valores.

Pero apenas tres años más tarde, en el 2001, el Stade de France fue el escenario de un muy sonado incidente: los abucheos y pifias a la Marsellesa antes de un partido entre Francia y Argelia. Los hijos de la inmigración argelina fueron culpados del agravio.

Como efecto inmediato, al año siguiente, Jean-Marie Le Pen –el veterano político de extrema derecha fundador del Frente Nacional (FN)– logró su mejor resultado electoral y pasó a segunda vuelta con un mensaje cargado de una fuerte política antiinmigratoria.

En un Estado con una extensa historia de colonialismo e inmigración, el escritor Abdourahman Waberi –francés nacido en el estado africano Djibouti– le dijo hace unos días al diario español “El País” que podría hacerse una historia social de Francia estudiando a la selección y clubes de fútbol.

“En los años cincuenta había jugadores con nombres polacos. Luego llegaron los italianos. En los años 70 y 80 vemos nombres italianos y españoles. Y a partir de los años 80 y 90 tenemos a los hijos del África poscolonial, tanto árabes como del área subsahariana”, apunta Waberi.

De la selección que buscará mañana su segundo título mundial, casi todos nacieron en suelo francés. Solo Samuel Umtiti (Camerún) y Steve Mandanda (R.D. del Congo) vinieron al mundo lejos de allí.