Modric se queda en el Madrid y pasará a cobrar tanto como Bale

El jugador croata ha decidido continuar en el club blanco. La mejora de su contrato y su nuevo rol dentro del equipo tras la marcha de Cristiano, dos de las principales razones
AS

Luka Modric ha tomado una decisión: se queda en el Real Madrid. Es cierto que el croata ha sido tentado tras el Mundial de Rusia por una gran oferta del Inter de Milán que le garantizaba seis años de contrato -cuatro en el equipo italiano y dos más en el conjunto chino Jiangsu Suning con el que el Inter comparte dueño-. El centrocampista ha guardado un respetuoso silencio en todo este proceso, pero es verdad que no ha salido a desmentir nada porque la oferta del Inter era cierta. Pero As ha podido saber, del entorno del propio jugador, que tras valorar todo con su familia ha tomado la decisión de seguir en el Real Madrid. Una prueba que confirma su decisión es el tuit que puso en la mañana de este viernes (ver imagen inferior) al compartir en las redes sociales una fotografía suya entrenándose en Valdebebas con la frase “vuelta al trabajo”.

En realidad este era desde el principio el deseo del jugador, porque lo único que quiere es un reconocimiento del club dado que a pesar de su excelente rendimiento en las últimas temporadas se encontraba en una escala salarial muy por debajo de Bale y Ramos (11 millones netos).  Modric, según las últimas informaciones contrastadas, estaba cobrando 8 millones, la misma escala salarial que Kroos y Benzema, y le restan dos años de contrato. Tras las primeras conversaciones con el club Modric sabe que hay una sensibilidad de la entidad por valorar su explosión futbolística (ha sido el Balón de Oro en Rusia) y, por lo tanto, todo se arreglará con un final feliz. Luka ha comentado a su gente de confianza que se queda. Buena noticia para Lopetegui y para el madridismo.

Los motivos para quedarse

La respuesta del Real Madrid a los cantos de sirena llegados desde Italia ha sido contundente, le mejorará el contrato al jugador y le colocará en el mismo escalafón salarial que Gareth Bale (11 millones por temporada). El conjunto italiano ofrecía a Modric seis años de contrato (cuatro en el Inter de Milán y dos en el club chino Jiangsu Suning, con el que el Inter comparte dueño). Según ha podido saber AS, hasta el momento Modric estaba cobrando 8 millones, la misma escala salarial que Kroos y Benzema.

Aspirar a títulos 

Basta con comparar el palmarés reciente, e histórico también, de Real Madrid e Inter para darse cuenta de que la continuidad de Modric en el Real Madrid servirá al jugador para mantenerse en primera línea en lo que a la aspiración a títulos se refiere. El club blanco ha ganado cuatro de las últimas cinco Champions, las tres últimas de forma consecutiva. Mientras tanto, el Inter logró su último título europeo hace ya siete temporadas, la Liga de Campeones ganada con Mourinho en el banquillo.

Familia adaptada a Madrid

Otro de los motivos que ha podido ayudar a que Modric haya optado por su continuidad en el Real Madrid es el factor familiar. Desde que el jugador llegó al club blanco en el verano de 2012 han transcurrido ya seis años, tiempo más que suficiente para que su familia se haya acostumbrado ya a su vida en la capital de España y haya influido, en menor o mayor grado, en la decisión del croata de decir no a la oferta del Inter.

Estilo de juego de Lopetegui

La llegada de Julen Lopetegui como sustituto de Zidane en el banquillo blanco supone la continuidad del mismo estilo de juego en el Real Madrid, un juego elaborado y de toque que desecha por completo la opción de un juego directo. Con esto, Modric es consciente de que tendrá un papel importante en el esquema del técnico vasco y que, por tanto, tendrá la oportunidad de seguir mostrando, e incluso mejorando, el gran nivel mostrado en el Mundial de Rusia, donde fue galardonado con el Balón de Oro del torneo. 

Rol más importante sin Cristiano

El fichaje de Cristiano Ronaldo por la Juventus hará crecer la figura de Modric en el vestuario blanco. El jugador croata afrontará su séptima temporada como madridista y eso le convierte en un peso pesado de la plantilla, rol que aumenta en importancia, aún más si cabe, tras la desaparición de la figura del portugués, que fue uno de los líderes de la plantilla hasta su marcha a Italia.