La crisis del Barcelona

En el Barcelona entienden que necesitan ser más sólidos defensivamente, después de haber recibido ocho goles en siete jornadas

El curso pasado el Barcelona cayó en la Supercopa ante el Madrid para después salir reforzado en LaLiga. No conoció la derrota hasta la jornada 36 frente al Levante y se mantuvo durante 43 partidos invicto, récord en España. Esta campaña, todo se ha torcido. Seguro en la Supercopa (superó al Sevilla), dubitativo en LaLiga, tras sumar dos de los últimos nueve puntos en juego.

“¿Si este es mi peor momento en el Barça?”, se preguntó Ernesto Valverde; “hubo alguno malo, no lo sé. Con una derrota o algo así siempre se monta mucho lío, pero es una oportunidad para reafirmarse. En el fútbol actual, nadie consigue arrollar en todos los partidos. El problema de entrar en una dinámica de estas es todo el ruido que se genera. No te deja ver la realidad”.

Sumó Busquets: “La dinámica no es positiva. Pero, no es una situación alarmante, y además tenemos la suerte de que nuestros perseguidores tampoco han sumado esta semana de tres en tres”. En la jornada 7 de la campaña pasada el Barça había recibido dos goles; ahora, ocho. “Estamos concediendo goles un poco absurdos. Debemos hacer frente a esto”, subrayó Valverde.

“Te llegan una vez y te hacen un gol, además de dos jugadas peligrosas. Luego debes ir con el marcador en contra. Así es mucho más difícil”, apuntó Busquets. Messi no esquiva la responsabilidad: “Somos conscientes de que tenemos que hacernos más fuertes defensivamente, no puede ser que recibamos goles todos los partidos. La temporada pasada era muy difícil hacernos goles u ocasiones y este año a la mínima nos convierten. Lo tenemos que arreglar y hacernos fuertes desde lo defensivo”.