Atlético de Madrid sufre su derrota más abultada ante el Dortmund

El equipo rojiblanco cayó por 4-0 ante el Borussia Dortmund en la derrota más abultada con el técnico argentino
EFE

Se dice popularmente que "lo que no te mata te hace más fuerte", algo que Simeone ha decidido aplicarse desde su llegada al banquillo del Atlético de Madrid. El técnico argentino acumula 391 partidos en el cargo donde sólo ha sufrido 66 derrotas, la del miércoles la más abultada de todas tras el 4-0 encajado en la Champions contra el Borussia Dortmund. Los alemanes aprovecharon en los últimos minutos los espacios ofrecidos por los jugadores rojiblancos y no tuvieron piedad ante la meta de Oblak.

Pero no es la primera derrota dura sufrida por el Atlético del Cholo y ante todas ellas consiguió levantarse. En otros 13 partidos encajó tres o más goles y perdió por una diferencia de dos tantos o más y en dos finales de Champions cayó de forma dramática contra el Real Madrid y supo reponerse y no permitir que el equipo se hiciese pedazos. Estas son las derrotas más grandes sufridas por Simeone en el Atleti como entrenador y la reacción del equipo ante ellas. 

Teniendo en cuenta únicamente el resultado, la primera gran derrota llegó el 11 de abril de 2012, en Liga contra el Real Madrid cayendo por 1-4. Cristiano acabaría logrando un hat-trick y Callejón sentenciando con espacios para dejar un mal sabor de boca en el primer derbi con Simeone en el banquillo. El Atlético se repuso y respondió al golpe con cuatro victorias consecutivas, la primera de ellas en su visita al Rayo (0-1). Ya la temporada siguiente el conjunto colchonero recibiría un varapalo similar, en esta ocasión contra el Barcelona en el Camp Nou (4-1). Ante esto, la forma de levantarse fue volver a ganar al Rayo por 1-0. El Athletic se impondría por 3-0 en Liga como pequeña venganza por la final de la Europa League y el Atlético superaría la mala semana imponiéndose al Sevilla (2-1) y posteriormente al Betis (1-0).

Los jugadores del Atlético, cabizbajos tras caer en Dortmund. / CHEMA DIAZ (DIARIO AS)

Ya en la histórica campaña 2013/14, culminada con el título de Liga, en las seminales de la Copa del Rey de nuevo habría que reponerse a una goleada del Real Madrid (3-0). En esta ocasión el siguiente partido encadenó otra dura derrota, ante el Almería por 2-0, aunque tuvo matices arbitrales. Ese mismo curso, antes de hacerse con el título el Atlético tuvo que levantarse a un 3-0 en la jornada 25 ante un espectacular Osasuna, que superó contundentemente a los rojiblancos. Pero el Atleti no cayó en depresión y tras empatar a dos el derbi liguero contra el Real Madrid encadenó seis victorias consecutivas, con un triunfo por 4-1 ante el Milán en los octavos de Champions entre ellas. 

En la temporada siguiente el Atlético visitó Mestalla en un partido en el que no le salió nada. El Valencia se situó con un marcador de 3-0 a los 13 minutos y el equipo de Simeone no pudo darle la vuelta, aunque Manzukic puso el 3-1 y Siqueira falló un penalti al borde del descanso. Pero el Atleti le daría la vuelta a la tortilla con cinco victorias seguidas tras ese partido. Después, el Barcelona se impuso por 3-1 con la respuesta de un empate en el Santiago Bernabéu entre semana para certificar su avance a cuartos de final de la Copa del Rey junto con el 2-0 de la ida.  

Para regresar a una derrota por tres goles hay que avanzar a la campaña 2016/17 contra el Real Madrid (0-3) en el último derbi liguero del Vicente Calderón. Ante eso la mejor forma de reponerse fueron tres victorias consecutivas. Mismo resultado cosechó el Villarreal en su estadio (3-0), un campo que al Atlético se le ha atragantado siempre en las últimas visitas. Posteriormente llegarían cuatro victorias seguidas. Por último, ya la temporada pasada el Atlético cayó en Copa del Rey por 3-1 en el Sánchez Pizjuán después de haber perdido ya en la ida 1-2 contra el Sevilla. A esto le siguieron ocho victorias consecutivas, con un 2-5 en el feudo sevillista como desquite. La última goleada anterior a Dortmund fue contra la Real Sociedad, el próximo rival en Liga. Los donostiarras se impusieron por 3-0 y descosieron al Atlético en Anoeta. Tras este duelo llegaron dos empates, uno de ellos ante el Arsenal en un partido con diez futbolistas durante 80 minutos por la expulsión de Vrsaljko. 

Eliminaciones en diferentes torneos

Otras resultados duros, no por el marcador si no por lo que conllevaron, fueron las eliminaciones en diversas competiciones. Tras ser superados por el Rubin Kazan en la Europa League el Atlético derrotó al Espanyol (1-0); después de la derrota en la Supercopa de España contra el Barcelona (1-1 y 0-0) llegaron ocho triunfos; con la eliminación copera también ante los blaugranas en la 2014/15 fueron dos victorias, un 4-0 ante el Real Madrid de por medio; en la eliminación de Champions contra los blancos en cuartos de final fueron dos victorias; en la copera contra el Celta (2-3) sí que llegó otra derrota en Liga, contra el Barcelona (2-1); tras las dos finales de Champions se inicio la siguiente temporada de forma diferente, victoria en la Supercopa de España en la primera y dos empates en la segunda; tras la derrota en las semifinales de Copa contra el Barcelona vinieron tres triunfos; y tras los dos empates contra el Qarabag del curso pasado hubo otros dos partidos ganados. 

Por lo tanto no hay tiempo para digerir la derrota en Dortmund, ya que el sábado vuelve a haber partido y espera una Real Sociedad que siempre es un rival complicado para el Atlético. El mejor remedio para Simeone y los suyos vuelve a pasar por una reacción rápida sin tiempo para lamerse las heridas de una derrota abultada pero recuperable en el partido contra el Borussia Dortmund.

Por Sergio Picos